El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

SEMANA DEL LUNES 19 AL VIERNES 23 DE JUNIO 

DISCRIMINACIÓN RACIAL EN MERCADO LABORAL, LAS COSAS COMO SON...

Por Arturo Rivero 

“Éste sí, éste no… Éste sí, éste no… Está muy “prietito”, descártalo…Mira, ella es güera y de piel blanca, pon ahí su CV, ya la hizo… Tiene todos los honores académicos, muy sobresalientes, pero es de piel oscura y eso no nos funciona, adiós”… ¿se imagina estos diálogos en áreas de reclutamiento de las empresas en México?...El INEGI nos confirma que sí.

Lo que le faltaba a este atribulado mercado laboral mexicano: discriminación racial al elegir candidatos para puestos de empleo.

Suena duro, pero las cosas por su nombre.

EL INEGI encontró en la aplicación de su “Módulo de Movilidad Social Intergeneracional” dos grandes conclusiones en el rubro de cómo se asignan los puestos de trabajo en el país:

PRIMERA: “A color más oscuro de piel, menos remuneración y menos oportunidades de alcanzar cargos directivos jefes o profesionistas”.

SEGUNDA: “A color más claro de piel más oportunidades para tener empleos mejor remunerados y mejores puestos directivos”.

¿Cómo ve?... ¡Increíble! Una cosa es que siempre ha existido la sospecha de cierta discriminación en los procesos de reclutamiento, pero otra cosa muy diferente es que instancias oficiales lo confirmen.

Que no vengan a decir que es un estudio cualquiera. No. En este análisis participó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Universidad Autónoma Metropolitana.

A los problemas estructurales ya denunciados que tiene el mercado laboral nacional: bajos salarios, empleos precarios, pocos empleos atractivos con buenos sueldos; hay que sumarle ahora el método discriminatorio que aplican reclutadores para elegir a los privilegiados y a los que no lo son.

El panorama luce más desalentador cuando se revisa la Ley Federal del Trabajo y uno no encuentra sanción a aquel o aquellos que discriminen por tono de piel.

Los clásicos del derecho laboral dirán que se infiere en el artículo 3 de dicha Ley, pero la historia y los hechos nos dicen que en nuestro bendito país a las cosas no hay que inferirlas porque ya en la denuncia formal los casos se van a los abismos por no decir “a la letra tal o cual cosa”.

El artículo 3 de la Ley Federal del Trabajo que a la letra dice:

…No podrán establecerse condiciones que impliquen discriminación entre los trabajadores por motivo de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otro que atente contra la dignidad humana…

En ningún momento se hace alusión a la discriminación por tono de piel. Urge pues, una reforma que incluya esta prohibición y una sanción ejemplar. Esta manera de asignar puestos de trabajo no puede quedar impune.

DE SALIDA AL CHECADOR

Esta discriminación racial en el mercado laboral la aplicarán unos cuantos, o muchos… vaya a saber usted… pero por unos, se salpica al resto. Ese resto que no tiene vela en el entierro debería ser el primero en exigir castigo para aquellos que denigran a los reclutadores que hacen bien su chamba.

Nadie tiene el derecho a condicionar un buen empleo al color de piel del aspirante. Nadie puede condenar al desempleo, a la frustración, a la tristeza, a la incertidumbre, a la derrota a aquella mujer u hombre que por su color de piel oscura se le quita su derecho de trascender para generar bienestar a los suyos.

Quién lo hace, o quiénes lo hacen, que paguen.

En manos de las autoridades laborales, este caso. ¿Tienen el valor de actuar o les vale?...

también te puede interesar