El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

El camino del emprendedor

Cada vez más se vive un ambiente de emprendedores, aquellas personas que buscan llevar a cabo sus ideas y romper con los modelos tradicionales de trabajo poco a poco se hacen escuchar. En ocasiones el término de emprender se mal entiende, se cree que un emprendedor lleva una modo de vida muy cómoda, sin horarios que cumplir o jefes estrictos que coartan los procesos creativos.

En realidad un emprendedor siempre tendrá que lidiar con el tiempo, con personas que no entiendan sus ideas o las rechacen y desde luego se enfrentarán a crisis de creatividad. Pero entonces qué hace diferente a un emprendedor, la respuesta es fácil:  Su actitud y aptitudes que posee para abordar cualquier proyecto, sabiendo aprovechar cada oportunidad y trabajar al máximo para llegar más allá de lo que en un inicio se ha propuesto. 

El emprendedor empleará cualquier recurso para salir adelante con su proyecto, de ahí la confusión, una persona que decide abrir una empresa o echar a andar un negocio no puede llamarse emprendedor si no está dispuesta a innovar,  a sacrificarse y sobre todo a trabajar muy fuerte para alcanzar su meta, y una vez llegado a ese punto saber que no es el final pues habrá muchos más retos que superar y oportunidades por tomar.

Es un hecho que ser emprendedor no es tarea fácil, además del trabajo que implica es necesario que la persona esté preparada para afrontar dificultades o fracasos y saber salir adelante. Algunas recomendaciones para quienes buscan ser emprendedores o ya viven la experiencia son:

  1. Plan de negocios: Es fundamental para no perder el objetivo del proyecto, es el mapa que guiará al emprendedor hacia el éxito.
  2. Trabajo en equipo: Un emprendedor debe reunir a las personas expertas que lo ayudarán a sacar adelante su proyecto, saber delegar y trabajar en equipo facilitará mucho el trabajo.
  3. Arriesgarse: Un nuevo proyecto representa un riesgo que un emprendedor no dudará en tomar. No siempre se obtendrán resultados positivos, sin embargo es mejor intentarlo y saber el resultado que pasar toda una vida imaginando el cómo hubiera sido.
  4. Ser creativo e innovador: Aspectos vitales para ser un emprendedor, de nada servirá montar un negocio igual al de otra persona. Algo que caracteriza a un emprendedor es su capacidad de ser innovador, encontrar soluciones atractivas desde una perspectiva nueva.
  5. Persistir: No siempre saldrán los proyectos en el primer intento, de los errores se aprende pero se tiene que insistir hasta conseguirlo.
  6. Aprender: El verdadero emprendedor nunca deja de aprender, sigue preparándose, aprende de quienes lo rodean, de los errores pero también de sus aciertos.
  7. Compartir: Cada logro, cada enseñanza y cada ganancia obtenida es producto de su trabajo pero también del de muchas otras personas, compartirlo con ellas favorecerá una buena dinámica de trabajo.
  8. Networking: Las relaciones laborales y de negocio lo son todo para cuando se es emprendedor, saber hacer ese trabajo, estar en el lugar indicado en el momento adecuado será crucial para cerrar un negocio o echar a andar un proyecto.
  9. Tiempo completo: El ser emprendedor es un trabajo al que se le debe dedicar mucho tiempo, en ocasiones más que un trabajo normal. Lo cierto es que en la medida en la que un emprendedor invierta su tiempo en el proyecto será la calidad e inmediatez de los resultados que obtenga.
  10. Gusto por lo que hace: Si una persona no tiene pasión por sus proyectos, simplemente no se puede llamar emprendedor. Un emprendedor se compone por un ochenta por ciento de pasión y un veinte por ciento de trabajo.

Sin duda ser emprendedor es una experiencia única en la que desarrollar todos esos proyectos que alguna vez se imaginaron se convierten en realidad y aunque se requiere de mucho trabajo y esfuerzo no es algo imposible de lograr, la constancia y dedicación son clave para tener éxito en esta labor.

 

 

 

 

 

 

 

 

también te puede interesar