El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

SEMANA DEL 14 AL 18 DE AGOSTO 

¡ARRIBA LAS MANOS!...ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Por Arturo Rivero  

A los trabajadores los traen ya de encargo la delincuencia y las autoridades laborales y federales hacen como que no saben, no lo ven o no les importa.  

Asaltos en camino al trabajo; al salir de su chamba; en plena jornada laboral; al ir por su quincena, asaltos, asaltos y más asaltos...algunos casos se tiñen de sangre y de muerte. 

Siempre el trabajador: víctima de los poderosos…ahora víctima de la ola de inseguridad que vive el país y lo peor, víctima del abandono. Nadie lo protege.

Este año, en mayo, un despachador de gasolinera es asesinado por un asaltante en la Delegación Tláhuac por negarse a entregar el dinero que tenía en su uniforme de trabajo.

El 1 de junio, un disparo en la cabeza acabó con la vida de un trabajador de la Comisión Federal de Electricidad en calles de Nezahualcóyotl, cuando se dirigía a su centro de trabajo. Su pecado: resistirse a un asalto.

El 6 de junio, por 200 mil pesos asaltaron y asesinaron a un empleado de una agencia Nissan en Mexicali quien se encontraba a las puertas de un banco para realizar un depósito.

El 7 de julio un joven de 23 años, trabajador de una tienda de conveniencia, en Tacubaya, fue asesinado de un tiro en la cabeza porque, ante el nervio de ser asaltado, se le resbaló un billete, argumento letal para arrebatarle la vida.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados denuncia que el 70 por ciento de los trabajadores de la industria que ha sido asaltada en el Estado de México.

La Confederación de Trabajadores de México revela que en los últimos seis meses, los trabajadores afiliados a esta central obrera han denunciado asaltos especialmente en cajeros automáticos y da pistas en donde se cometen los atracos: Tlalnepantla, Naucalpan, Cuautitlán, Ixtapaluca, Ecatepec, Netzahualcóyotl y Tultitlán. Pero no se hace nada.

Además, advierte que los paraderos del metro como Cuatro Caminos, El Rosario u Martín Carrera  son para los trabajadores auténticas “bocas del lobo” donde todos los días varios de sus agremiados son víctimas de los amantes de lo ajeno.

Esto suplicios, señala, lo viven los trabajadores que laboran en estados como Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Veracruz y Morelos.

Hechos consumados, denuncias públicas y no pasa nada. Ninguna autoridad se manifiesta ante estos hechos lamentables que sufren los trabajadores.

DE SALIDA AL CHECADOR

Los trabajadores viven en constante angustia. Hoy salen de su casa y no tienen  la certeza de regresar con el ingreso suficiente para beneficio de la familia.

En otros casos, los que hoy ya no están nunca imaginaron que esa despedida matutina de la esposa o hijos, se convertiría horas después en el último saludo al perder la vida en un atraco.

No es exageración. Ahí están los hechos, hechos que no todos quieren ver.

Lo verdaderamente importante hoy son las cifras del empleo, romper records, la foto con tal o cual central obrera para el 2018… La integridad y la seguridad de los trabajadores, es lo de menos.

 

también te puede interesar