El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

NUEVA CRISIS EN LOS SERVICIOS DE SALUD, MÉDICOS SIN PREPARACIÓN 

POR ARTURO RIVERO 

La calidad y la prontitud de los servicios de salud hacia los mexicanos cada vez se complica más en el sector salud público.

Hospitales y clínicas rebasadas por la creciente demanda de atención; red hospitalaria obsoleta e insuficiente; equipo médico inservible y viejo; falta de insumos y medicamentos, son algunas variables que tienen al sistema de salud al borde del colapso.

A todo esto, ahora, súmele a una nueva generación de médicos generales que no están a la altura de los desafíos, que no tienen las horas de vuelo necesarias para conducir a buen puerto la salud de millones de ciudadanos.

Datos de la Secretaría de Salud revelan que de los 36 mil 408 doctores que hicieron su Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas en 2016, el 80 por ciento no dio una.

Agregan los “numeritos” oficiales que de este total solamente 7 mil 810 pasaron la prueba para estudiar una especialidad, pero con calificación de 7.5.

Los otros 28 mil 598 no fueron aceptados porque simplemente reprobaron con 5.8 de calificación en promedio.

No se trata de generalizar. En México hay grandes médicos, pero estas “vacas sagradas”,  tarde que temprano harán efectivo su derecho a la jubilación. Es una camada que ya está pasando la estafeta a las nuevas generaciones de galenos cuyo perfil deja mucho que desear.

¿Quién no se ha enterado de tal o cual negligencia médica en “x” o “z” hospital, sea público o privado?... A puesto que varios de los que nos hacen el honor de leernos saben de un caso, o dos, o tres…

Un cirujano plástico de alto vuelo, que por razones de litigio no revelaré su nombre, trabajó por años en uno de los organismos de salud más importantes de México. Entregó su existencia, talento; rescató vidas del quirófano. Fue un soldado que defendió con gallardía el derecho a la existencia de muchos.

De vacaciones en Acapulco, sufrió un accidente. Se fracturó la rodilla. Nada del otro mundo.

Decidió operarse en su “casa”, donde por años laboró.

De pronto, aparecieron en el quirófano médicos jubilados mezclados con residentes. Ejecutaron la cirugía. Destrozaron la pierna.

“Un disculpe usted”, después de la primera operación. “Haremos otra para corregir los errores de la primera”, le dijeron otros médicos.

Vino la segunda cirugía… la tercera; la cuarta, la quintaestá en la antesala de la amputación.

El hombre está deshecho. Víctima de la incapacidad de una suma de galenos, unos por no actualizarse y otros por ser parte de una nueva generación de médicos sin las competencias necesarias.

DE SALIDA AL CHECADOR…

Hay médicos de excelencia, sin duda. Pero también hay otro grupo que se inserta en el sistema de salud mexicano que juega a la ruleta rusa. Si están de “vena y con suerte” salvarán y curarán a uno que otro paciente, pero si no, van a destruir familias y vidas.

Hagamos algo. Vayamos al fondo del problema. ¿Quién supervisa la calidad en la formación académica y ética de las nuevas generaciones de médicos, quién? ...

¿Se ha abaratado la preparación médica?, ¿Qué pasa con la calidad y excelencia médica?... 

¿Y las autoridades?... Bien gracias. Ellos mientras los atienda alguna “vaca sagrada” de la medicina, lo demás no importa. Y sí, por ahora, les vale.

 

también te puede interesar