El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

TÁCTICAS PARA SOBREVIVIR A LA GUERRA POR LOS PINOS

POR ARTURO RIVERO 

Estamos a unos días del Quinto Año del Presidente Enrique Peña Nieto al frente del Gobierno Federal.

Cuando abordemos el primero de septiembre oficialmente iniciará la cuenta regresiva para la cita del 1 de julio de 2018 (elección presidencial), 10 meses en el que el país será sometido a un bombardeo sin precedentes, a una lucha donde las reglas de civilidad lucirán por su ausencia, y donde usted y yo, seremos rehenes de los intereses de unos cuantos por alcanzar el poder.

Iniciaremos pues, un viaje donde, contra nuestra voluntad iremos como pasajeros y cuyo destino será ese domingo 1 de julio.

Por lo tanto, en los temas que nos competen, déjeme darle cinco tácticas de vuelo que necesitamos para afrontar con posibilidades de éxito las turbulencias, tormentas y momentos de pánico que habremos de vivir: 

  • CUIDEMOS LO QUE TENEMOS

Si tenemos empleo, atrincherémonos en él . Si quiere cambiar, hágalo pronto. La primera táctica del vuelo que tomaremos todos es cuidar lo que tenemos. El país entrará en extrema tensión. Los inversionistas van a detener el flujo de sus capitales. Los empresarios van a reducir contrataciones y en algunos casos, aligerarán la carga con despidos. Más vale tener algo en este periodo de 10 meses que no tenerlo.

  • REDUCCIÓN DE DEUDAS

Si usted es de los que espera anhelosamente el Buen Fin, hoy haga de cuenta que esos días pueden convertirse en su fin… Mejor bajémosle  las deudas al máximo y no asumamos endeudamientos en los próximos meses. No hay claridad hacia dónde va la nave. No sabemos si vamos a necesitar recursos para solventar el alimento, la salud y la educación en tiempos de vacas flacas.

  • CONGELEMOS INTENCIÓN DE IR POR HIPOTECA O AUTO NUEVO

No le busquemos cinco patas al gato cuando éste tiene cuatro. De verdad. En estos ambientes de incertidumbre, donde los tambores de guerra se escuchan ya a lo lejos, es mejor no aventarse al abismo con paracaídas porque en una de esas no sobre. Ya sabe lo que pasa cuando los escándalos comienzan a permear el escenario. “Que si tal aspirante es un ratero, que si tal personaje es amigo del capo más capo de la droga, que si tal candidato vacío las arcas cuando estuvo en funciones y lo peor que podría pasar, que uno de los que quiere llegar a los Pinos quede abatido en el camino….” ¿Exageración?... No se le olvide el 23 de marzo de 1994.

Hoy hay condiciones para repetir la historia… y nosotros quedarnos atrapados en un potencial hundimiento económico. Todo puede pasar.

  • REGISTREMONOS EN UN SERVICIO DE SALUD, AUNQUE LE CUESTE

Si no tenemos IMSS, ISSSTE, o Seguro Popular, que esperamos, busquemos la manera de afiliarnos a alguno de los tres. Si no es por derecho derivado de un empleo formal, entonces paguemos una cuota pero cubrámonos las espaldas y la de nuestras familias. La salud es una prioridad en tiempos de emergencia y tensión.

  • NO SUBESTIMEMOS ASUMIR TÁCTICAS DE VUELO

Dicen que precavido vale por dos. No subestimemos el futuro inmediato de este país. Los próximos 10 meses serán una guerra.

Tiroteos por todos lados y mientras eso suceda, el desempleo, la inflación, el bajo crecimiento económico, altas tasas de interés, la creciente inseguridad, serán el pan nuestro de cada día. El poder es el poder; lo que se tenga que hacer por conseguirlo, no importa, así se tenga que condenar a una sociedad a las tinieblas.

DE SALIDA AL CHECADOR

Y es que en cualquier escenario vamos a necesitar armas para afrontarlo:

¿Qué pasa si ganan los de siempre?, incertidumbre, temor, descredito… un vivir otra vez con lo mismo…

Y ¿Si regresan los Azules o una combinación de Azules con Amarillos?, No se ve un camino, más bien un laberinto con todo lo que eso conlleva transitarlo: un resbalón  y caos total.  

¿Y si gana el que va por la tercera?... Un golpe severo en la mesa. La imaginación no da para construir el día después del primero de julio. Veo levantándonos todos a ciegas sin saber hacia dónde vamos…

Por eso, asumamos tácticas de vuelo antes del despegue. El viaje de 10 meses será turbulento. Inicia en unos días. 

Necesitaremos reservas para ese amanecer que nos espera el 2 de julio, que como se ve, pinta para ser un día muy nublado, con lluvia y con posibilidad de tormenta eléctrica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

también te puede interesar