El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

Comunicación Efectiva

La experiencia y los conocimientos siempre serán factores esenciales que determinan si un candidato es viable para ocupar una determinada vacante, sin embargo los reclutadores cada vez más se interesan en conectar con perfiles mucho más completos y complejos, que aborden temas como el manejo de tecnologías de la información, la responsabilidad social, el emprendimiento y el desarrollo de habilidades sociales.

En paralelo, el mundo de los negocios se ha vuelto cada vez más dinámico y competitivo, es por ello que las empresas necesitan contar con profesionistas preparados para asumir las exigencias y demandas de un mercado laboral en constante evolución.

Por eso cuando una persona trabaja en desarrollar sus habilidades sociales los beneficios a corto y largo plazo serán muchos, permitiéndole establecer relaciones laborales y personales de manera efectiva, lo que se traducirá en  crecimiento profesional. 

Por ejemplo cuando una persona comienza en un nuevo empleo, el proceso de inducción es esencial, no sólo  para conocer la filosofía, estructura y organización de la empresa, también lo será para entablar relaciones laborales con  los compañeros y si la comunicación es buena, habrá certeza de que las relaciones se desarrollarán de manera fuerte y estable, pero esto no se lograría si las personas desde un inicio no han desarrollado su habilidades sociales en función del trabajo.

Saber comunicarse adecuadamente es primordial para cualquier profesional,  sin importar el área en la que éste se desempeñe, una comunicación de forma clara y precisa es el camino ideal para alcanzar objetivos, cumplir metas y sumar éxitos.

Para lograr una comunicación efectiva se requiere de trabajo constante, acompañado de una estrategia con acciones que propicien un campo favorable para construir canales de comunicación adecuados, como por ejemplo: 

  • Contacto Visual. Está acción transmitirá confianza y seguridad al interlocutor, además se demostrará  interés  en la conversación.
  • Precisión. Ser claro con las ideas y procurar eliminar aquella información irrelevante para quien escucha.
  • Lenguaje corporal. Los gestos y movimientos que se realizan al hablar pueden decir más que las propias palabras; emplear algunos movimientos cuando sean necesarios para hacer énfasis en alguna idea es muy recomendable.
  • Esta actividad ayuda a mejorar la comunicación en muchos sentidos, como por ejemplo mejora la ortografía, incrementa el vocabulario, sin mencionar el enriquecimiento cultural.
  • Tener confianza en las capacidades propias proyectará seguridad que servirá para crear un lazo de confianza con la otra persona.
  • Identificar el medio. Dependiendo del tipo de empleo, del área de la organización y hasta del giro de la empresa, la comunicación será diferente,  se deberá analizar cuál puede ser el canal de comunicación correcto y efectivo.
  • Parte fundamental de la comunicación es la escucha, poner atención a las personas para evitar perder información valiosa y así comprender mejor lo que se comunica.

La comunicación es un arte que lamentablemente se ha ido perdiendo entre mensajes instantáneos, respuestas urgentes e inmediatez tecnológica, lo que ha llevado a que las organizaciones presenten problemas importantes.

De ahí la importancia en trabajar la comunicación efectiva como una competencia, desde los niveles directivos hasta los operativos, en un mundo cada vez más interconectado la comunicación efectiva será necesaria y jugará un papel muy importante.

Finalmente hay que recordar que para que exista una comunicación efectiva en cualquier ámbito sólo basta con dos cosas, tener actitud y aptitud para hacerlo.

 

 

 

 

 

 

también te puede interesar