El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

SEMANA DEL 30 AL 3 DE NOVIEMBRE 

QUIEN A HIERRO MATA, A HIERRO MUERE...  (SALARIO MÍNIMO) 

Por Arturo Rivero 

Como estará el maltrato hacia la base trabajadora en materia salarial que hasta el capitan mayor de los patrones, Gustavo de Hoyos, Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, el empresario incómodo en el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, exije un incremento al salario mínimo de 95.24 pesos diarios.

El mundo al revés. Sí.

No es el Congreso del Trabajo, ni la Confederación de Trabajadores de México ni tampoco la Unión Nacional de Trabajadores, representantes en la teoría de los intereses de los trabajadores, los que enarbolan estas causas reivindicadoras, sino los propios patrones que enfrentan con todo las resistencias gubernamentales para llevar al salario mínimo a un nivel superior, un nivel de 2 mil 850 pesos mensuales que tampoco resuelve, pero como dirían los clásicos algo es algo. 

Lo penoso de todo esto es el "regateo" que se hace para el alza, al discutirse en la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (entidad sin imparcialidad) en sesiones maratónicas y con análisis económicos de por medio, el aumento de 15.2 pesos a los minisalarios al pedir que su valor pase de 80.04 a 95.24 pesos diarios. 

El argumento de la autoridad laboral en el sentido de que en este país nadie gana un salario mínimo, como justificación para no apasionarse con este tema, carece de validez.

El número de trabajadores con remuneraciones que van de uno a dos salarios mínimos, más aquellos que no reciben pago por trabajo ejecutado representa el 47 por ciento de la población ocupada, es decir, 24.5 millones, revelan datos del INEGI. 

Para ver como la situación ha empeorado, la proporción de trabajadores con estas condiciones en el 2012 representó al 44.2 por ciento del total de ocupados, e decir, 21 millones. 

El INEGI es muy claro: Hay mas de 7 millones que obtienen un salario mínimo como sueldo mensual. 

El "mínimo" es referencia dígase lo que se diga en el mercado laboral formal e informal por lo que su discusión adquiere una gran relevancia.

En los próximos días se consumará el mentado aumento, pero se habrá desaprovechado una vez más, una oportunidad quizá única, de haberle hecho justicia a una base trabajadora maltratada con sueldos paupérrimos. 

DE SALIDA AL CHECADOR 

Para nadie es desconocido que esta apertura a subir, aunque sea unos "pesitos" el salario mínimo tiene tintes electoreros, pero cuidado, porque así como se le regatea al trabajador la posibilidad de tener una remuneración digna, de la misma manera los trabajadores pueden "regatear" votos el primero de julio de 2018. Quien a hierro mata, a hierro muere. 

 

 

también te puede interesar