El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

La virtud de la honestidad

Problemas de corrupción y deshonestidad dentro de las organizaciones, además de dañar a la misma empresa,   puede representan un problema para el crecimiento económico del país.

Es necesario implementar mecanismos encaminados a evaluar el nivel de honestidad dentro de las organizaciones para desarrollar estrategias puntuales con el objetivo de disminuir los actos de deshonestos y corruptos que merman la economía y dañan el clima laboral de la empresa.

La honestidad es un tema que cobra cada vez mayor relevancia, la transparencia y la ética que poseen los miembros de una compañía tienen una relación directa con su desempeño, productividad y compromiso, de ahí su importancia.  Algunas acciones necesarias para fomentar una cultura de honestidad dentro de las organizaciones y que a su vez beneficie al país, son las siguientes: 

  • Formalizar la filosofía corporativa. La misión, visión, valores y las políticas de la compañía deben ser revisadas para asegurar que en verdad sirvan como guía para los colaboradores. La alta dirección debe asegurarse de comunicar de forma efectiva la filosofía de la empresa, así como vigilar su cumplimiento.
  • Tomar una postura. Los directivos deben tomar una postura clara con respecto a la honestidad, es importante establecer acciones puntuales en caso de detectar actos que vayan en contra de la filosofía corporativa.
  • Se requiere un compromiso verdadero. Para que se cumplan las políticas corporativas y se fomente un ambiente de honestidad se requiere del compromiso y participación de todos los integrantes de la organización, así como un buen liderazgo por parte de la alta dirección.
  • Ofrecer capacitación al personal. Trabajar la honestidad dentro de la empresa requiere la estructuración de un programa de ética corporativa que necesita ser reforzado periódicamente; la capacitación de los colaboradores debe incluir sesiones dedicadas a fortalecer la honestidad y ética laboral.
  • Motivar a los colaboradores. Un programa de ética laboral necesita la colaboración de los miembros de la empresa, es necesario ofrecer esquemas de recompensa que motiven al personal al cumplimiento de las políticas corporativas asegurando el éxito del mismo.
  • Definir claramente las políticas de la compañía. Fomentar la honestidad y evitar actos indebidos es posible si se determinan las acciones a tomar en caso de identificar actos de corrupción, las políticas deben respaldar la filosofía y código de ética de la compañía.

La ética de una compañía influye directamente en la ámbito laboral de sus colaboradores, un programa sólido y robusto destinado a fomentar la honestidad dentro de la oficina puede lograr cambios significativos en la vida profesional y familiar de las personas, de está manera se contribuye a reducir la corrupción en general, elevando los niveles de competitividad y por consiguiente se mejora la calidad de vida de sus integrantes y se propicia el desarrollo económico del país.

Uno de los mecanismos que implementan los directivos para medir la ética profesional de los colaboradores son las evaluaciones de desempeño y pruebas psicométricas durante sus procesos de selección. Con la aplicación de estas evaluaciones los expertos en recursos humanos pueden identificar el potencial de un profesional, así como rasgos de su personalidad que demuestren un esquema de valores sólido, previniendo posibles casos de corrupción o deshonestidad en un futuro.

A nivel organizacional, la evaluación de honestidad a través de pruebas o exámenes psicométricos busca ofrecer información confiable a los directivos en cuanto a los valores y comportamiento de las personas que son parte de la empresa, para generar estrategias enfocadas a desarrollar una cultura ética en el trabajo. Existen dos factores principales a considerar dentro de las pruebas de honestidad: 

  • Se trata de medir el compromiso y cumplimiento de las responsabilidades asignadas, respetando las políticas y procesos internos de la compañía.
  • Se evalúa la actitud de los colaboradores ante situaciones de corrupción que puedan afectar el crecimiento de la organización.

Fomentar la honestidad propicia un crecimiento económico equitativo en las diferentes regiones y sectores económicos del país, al propiciar mejores prácticas de mercado y al reducir los casos de corrupción a nivel organizacional e individual.

Cuando se busca impulsar una cultura de honestidad a mayor escala dentro de un sector empresarial o industrial, es necesario presentar iniciativas que unifiquen los esfuerzos y acciones emprendidas por un conjunto de organizaciones en pro de fomentar los buenos valores; la claves es desarrollar esquemas éticos que regulen la actividad económica de los sectores involucrados para obtener resultados más eficientes, impulsar la competitividad, mejorar la calidad de vida de los colaboradores, clientes y mexicanos en general.

 

 

 

también te puede interesar