El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

SEMANA DEL 6 AL 11 DE MAYO DE 2018 

IP VS. AMLO, EL PRECIO DE "ROMPERSE LA MADRE"

Por Arturo Rivero 

El sacrificio de trabajadores está en puerta. Tome sus precauciones. 

Los responsables de crear empleos (empresarios, aglutinados en el Consejo Coordinador Empresarial, la Confederación Patronal de la República Mexicana y el Consejo Mexicano de Negocios),  y el muy probable nuevo Presidente (Andrés Manuel), se han declarado la guerra sin cuartel.

No hay tregua, ni la habrá.

La sed de venganza del tabasqueño contra el gran empresariado es tal que los ha calificado como los responsables de la tragedia nacional y de ser unos rateros.

No es un lenguaje propio de alguien que está muy cerca de Los Pinos. No genera certidumbre, todo lo contrario. Puede o no coincidir con ellos, pero darles esta maltratada pública es un gigantesco error.

Los empresarios son necesarios para que cualquier económica funcione y se generen puestos de trabajo. 

Los capitanes de empresa, también sacaron lo peor de sí. Irse a la yugular contra el que parece será el ganador de la contienda presidencial y conspirar contra él en Los Pinos con el actual inquilino Enrique Peña Nieto, todo porque saben que sus privilegios fiscales, y vaya a saber usted que más, pueden llegar a su fin, debe ser calificado de la misma manera, como una terrible equivocación.

Lo que está en juego hoy por hoy es el interés de cada una de las partes en conflicto, pero no el interés nacional.  Su actitud irresponsable pone en serios riesgos la estabilidad laboral, el bienestar de los trabajadores y familias, el presente y el futuro de los mexicanos.

Los trabajadores, otra vez, serán esos corderos sacrificados en esa lucha encarnizada por el poder.

La suerte está echada. Todo parece indicar que los empresarios, primero muertos que ponerse a las ordenes de Andrés Manuel. Y Andrés Manuel, primero los aniquila, antes que trabajar con ellos por el bien de la Nación.

Sin inversión no hay crecimiento; sin capital viene el estancamiento y la parálisis… y después el caos.

El escenario que viene es de terror. Se rompió el diálogo entre sectores productivos y quien todo indica, será el Primer Mandatario a partir del primero de diciembre de 2018. En vilo, millones.

DE SALIDA AL CHECADOR

Por ahora, los empresarios son unos egoístas; Andrés Manuel, un irresponsable. Ambas partes, de no aventar sus armas pronto y declarar una tregua, estarán condenado al sufrimiento a cientos de miles de trabajadores y a un deterioro cada vez más acentuado del mercado laboral.

Y todo, porque quererse “romper la madre”porque ambos se la deben.

El país no es el ring para dirimir diferencias.Y sin embargo, están dispuestos hasta hoy, al sacrificio masivo de quienes generan la riqueza de los empresarios y de quienes muy seguramente llevarán a Los Pinos a Andrés Manuel.

Los mexicanos no nos merecemos tanto desprecio.  

también te puede interesar