El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

Domingo 01 de julio de 2018 

LAS MAYORÍAS DIJERON: ¡HASTA AQUÍ!

 

Por Arturo Rivero  

No me gusta la actitud mesiánica de Andrés Manuel López Obrador. Me preocupan sus promesas de llevarnos a tierra prometida en menos de seis año, de asegurar que viviremos en armonía alcanzando la felicidad terrenal.

No soy fans de un hombre que necea constantemente y condena a todo aquel que no piense como él. No comparto algunas acciones por los riesgos que representan. En otras, le doy el beneficio de la duda porque contienen una fuerte dosis de justicia social, algo que extraviaron hace décadas los que se van. 

Sin embargo, muy respetable y valido que para las mayorías, Andrés Manuel represente la puerta de escape del infierno en el que viven. Hay millones sin acceso a servicios de salud; millones en pobreza extrema; millones con empleos miserables; millones que viven sin oportunidades reales de progreso; hay millones de jóvenes decepcionados de su presente y afligidos por no tener un futuro promisorio.

¿Andrés Manuel es el salvador?... Para mí no, para las mayorías, que lo hicieron ganar, sí. Una esperanza legítima, más allá de si con el paso del tiempo se demuestra que se equivocaron o no en considerarlo como redentor de las causas difíciles.

Por otro lado,  hay un sector de la sociedad mexicana que es presa del miedo y del desencanto por su triunfo. 

Buscaron argumentos hasta debajo de las piedras para mantener la esperanza, hasta el último minuto de que fuese derrotado. No fue así. 

Todas las encuestas colocaron a López Obrador como el ungido el primero de julio, vaticinio que se cumplió.

Las mayorías dijeron: ¡Hasta aquí!...

¡Hasta aquí! porque el abuso del poder alcanzó niveles insospechados; ¡Hasta aquí! porque se cansaron de tanta inseguridad, corrupción, desempleo, empleo precario, sueldos miserables, de no tener acceso a los servicios de salud, de sobrevivir y no vivir.

Los gobiernos priistas y panistas subestimaron siempre al pueblo. Y el pueblo, cuando menos lo esperaron, despertó y castigó. 

DE SALIDA AL CHECADOR

No queda más que prepararnos para una nueva travesía política. El primero de julio inició un cambio de Régimen, nos guste o no. 

Respetemos la decisión de las mayorías sin descalificaciones. Apostaron por otra ruta en busca de mejores horizontes. Ojalá que la jugada salga, de no ser así, estaremos en alto riesgo de irnos al despeñadero.

Algunos me dicen, que a cómo están las cosas en México, que más da arriesgarse, porque seis años con más de lo mismo, no.

Me pregunto, ¿cómo refuto esa afirmación? … No hay respuesta que valga, los agravios son innumerables.

 

 

también te puede interesar