El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

Semana del 6 al 12 de agosto 

MERCADO LABORAL HUMILLANTE 

Por Arturo Rivero

El mercado laboral mexicano no es de color de rosa como lo pinta el Gobierno del empleo,  definición que se dio quien está a punto de dejar el poder. 

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados descobijó a aquellos que se cansan de perjurar que las fuentes de trabajo generadas son dignas de recibir un premio nacional.

Con datos del INEGI, el Centro de Estudios revela que de 2015 a 2018 se incrementó en 29.9 por ciento los trabajadores que ganan un salario mínimo por trabajo desempeñado. Si, como lo lee, 2 millones se sumaron a esta lista negra al contabilizarse 8.6 millones en esa condición al primer trimestre de 2018, cuando la cifra se situó en 6.6 millones hace tres años.

¿Quién diablos vive con 88.36 pesos diarios o 2 mil 650 pesos mensuales?

Alguien podría decir que eso lo ganan por “burros” o por “buenos para nada”, pero que cree, se equivoca. De este total que tiene como pago 88.36 pesos diarios hay actualmente  1.6 millones con estudios superiores.

También se desplomaron en el periodo referido los que ganan entre  2 y 3 salarios mínimos en 12.2 por ciento. En 2015 eran 7.6 millones y ahora 6.7 millones.

Y de ese total, son 3.8 millones con estudios universitarios que no tienen más que “apechugarle” para no entrar a las filas del desempleo.

La cosa está peor en aquellos que tenían el privilegio de obtener una remuneración de 5 salarios mínimos, algo así como 13 mil 250 pesos mensuales, que tampoco es algo que sea muy digno que digamos.

Hace tres años 3.4 millones recibían ese ingreso, ahora nada más 2.2 millones. No es todo.

El prestigioso Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados denuncia que hay 2.9 millones que no reciben pago por su trabajo de los cuales, 604 mil son universitarios, ¡hágame el favor!.

Otro indicador que refleja la pobreza del mercado laboral  es el acceso o no acceso a los servicios de salud de los trabajadores subordinados.

De los 36.4 millones de subordinados, 16.5 millones no tiene acceso a un instituto de salud, en otras palabras, carecen de servicios médicos, asistenciales y prestaciones sociales que los pueda proteger contra riesgos como accidentes, enfermedades, invalidez, vejez y muerte.

DE SALIDA AL CHECADOR

Y luego se preguntan, ¿por qué la gente está hasta la madre?, no hay otra expresión. El trabajo que tienen es miserable.

La miseria, para aquellos que no la conocen es “carecer” de lo necesario para vivir con dignidad.

En México familias enteras nacen bajo esa condición y mueren de la misma manera. Una historia tristísima por la que han pasado abuelos, padres, hijos, que luego se convierten en padres, y después en abuelos. Es el círculo de la desgracia eterna.

Que de los 52.8 millones de empleados, 27.1 millones esté en la informalidad, y que 33 millones ganen menos de 7 mil 962 pesos mensuales dan paso a esa fatalidad.

Los trabajadores estallaron. Están lleno de irá, coraje, decepción, angustia, tristeza.

Que el nuevo Gobierno tome nota para que dentro de seis años, sino quiere ser ajusticiado cómo el que se va, cambie el rostro de este mercado laboral humillante, aunque con los 200 mil despidos que prepara de empleados de confianza en la estructura gubernamental, comenzará con el pie izquierdo. 

también te puede interesar