El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

Semana del 3 al 9 de diciembre 

AMLO Y EL MERCADO LABORAL MEXICANO

Por Arturo Rivero 

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibe un mercado laboral precario, inestable, donde la justicia social y laboral luce por su ausencia. Lo debe saber, y si no, que le pasen una radiografía para que mañana no existan pretextos.

La Administración que terminó encabezada por Enrique Peña Nieto se autodenominó el “Gobierno del empleo” por los 4.2 millones de puestos formales creados a lo largo de los 6 años, pero esa cifra no es del todo cierta.

Se calcula que al menos 30 por ciento proviene de la formalización, es decir, de aquellos empleos que se encontraban en la informalidad y que, por las buenas o las malas, fueron registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social para apuntarlos en el reporte de las cifras alegres que mes con mes se dieron por parte de las autoridades laborales.

El panorama laboral es desolador. El 60 por ciento de los asalariados, es decir, 6 de cada 10 trabajadores están en condiciones por decir lo menos, deplorables porque no tienen acceso a la seguridad social(servicios de salud y pensión), su salario está por debajo de los 6 mil pesos mensuales y chambean más de 10 horas al día, destacan cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

De 2012 al 2018 se sumaron 1.4 millones de personas a la franja de quienes ganan un salario mínimo mensual igual a 2 mil 650 pesos.

Otros 3.2 millones también se incorporaron a quienes alcanzan apenas un sueldo entre 1 y 2 salarios mínimos, entre 2 mil 650 y 5 mil 350 pesos.

En los últimos 6 años el número de empleos con una paga de más de 5 salarios mínimos equivalente a 13 mil 254 pesos registró una caída de 38.7 por ciento. A septiembre de este año 2 millones 405 mil 725 mexicanos obtenían esa percepción. En diciembre de 2012, cuando arribó Peña Nieto al poder eran 3 millones 923 mil 724 los que estaban en esa frontera salarial.

La tasa de informalidad en México se ubica en 55 por ciento. En otras palabras, más de 27 millones de trabajadores lo hacen sin ningún tipo de protección.  

DE SALIDA AL CHECADOR

Se acabaron los discursos, las arengas, las advertencias. Las promesas de mejora a los trabajadores son innumerables y deben plasmarse. Llegó la hora. Ahí están las cifras, los indicadores, lo medible. No hay manera de escapar de la evaluación, del éxito o el fracaso. 

No les puedo fallar”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador en tu toma de protesta. Veamos si es cierto.

Cualquier otra cosa que no sea mejorar este tristísimo escenario laboral en el que viven millones estaremos frente a un engaño más, donde el trabajador es usado como trampolín para llegar al poder. Será entonces cuando la llamada cuarta transformación haya sido  una vacilada. Esperemos…

también te puede interesar