El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

AMLO Y SUS VERDADES ABSOLUTAS EN MATERIA DE EMPLEO 

Por Arturo Rivero 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador está intratable. Ahora, desconoce las cifras de empleo registradas por el propio IMSS.

Hace unos días, en un comunicado oficial del IMSS se reveló que en marzo de 2019 se crearon 48 mil 515 puestos de trabajo, mientras que en el  mismo mes de un año antes la cifra fue de 90 mil 509.

Es decir, hubo una caída de 46.4 por ciento de un año a otro. Estos números por si solos hablan  de que la confianza de los inversionistas disminuye y que el entorno económico interno y externo comienza a ser mella.

Pero como todo Gobierno en turno, lo hicieron los priistas y panistas cuantas veces quisieron, ahora Morena, al que pertenece el Primer Mandatario del país, acomoda a su antojo las cifras para reflejar algo que no es, pero para ellos y su Jefe es, y entonces, como ayer y como hoy, lo que dicte el Ejecutivo Federal debe asumirse como verdad absoluta.

Nada cambia.

No solamente se maquillan cifras a modo, también se desconocen las cifras oficiales del propio Gobierno.

Dice el Presidente López Obrador que en el primer trimestre de 2019 se generaron 219 mil 143 empleos formales y no falta a la verdad.

Pero cuando dice que es la cifra más alta e increíble registrada en los últimos 10 años, miente.

Los datos del IMSS son contundentes.

Los 219 mil 143 puestos de trabajo de este primer trimestre son los peores registrados desde 2014. En el trimestre referido en 2015 la cifra fue de: 298 mil 611; en 2016 de: 270 mil 873; en 2017 de: 377 mil 694; en 2018 de 368 mil 542.

¿Dónde está la cifra histórica de 10 años?... ¿Dónde está el cómo nunca antes?... ¿Por qué mentir entonces?... ¿Por qué no reconocer una realidad que ahí está?... ¿Por qué no aceptar que este desplome del empleo es una señal de que la economía no va bien?.... Nadie dice que sea culpa del Ejecutivo. La soberbia no es buena consejera. 

DE SALIDA AL CHECADOR

El Primer Mandatario lleva apenas casi cinco meses  en el poder y ya manda al carajo los indicadores oficiales que no sintonizan con la visión que tiene de las cosas. Preocupante.

 “Mi verdad es, y háganle como quieran”, parece concluir el Presidente cuya actitud es una mala noticia para él, para su Gobierno, para la sociedad, para todos.

Si López Obrador sueña con ser un estadista de época tiene que aceptar la critica y saber que la mentira no lleva a ninguna parte.

también te puede interesar