El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

FOMENTA AMLO EMPLEO PRECARIO 

Por Arturo Rivero 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador se equivoca al lanzarse contra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (INEGI) nada más porque las cifras que dio sobre el desempleo en el primer trimestre de 2019 no le gustaron.

En su informe el INEGI estableció:

“El desempleo y la informalidad laboral aumentaron, mientras que la necesidad de la población de trabajar más horas se mantuvo sin cambio.

“Con base en cifras ajustadas por estacionalidad, la población desempleada, entendida como aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo, sumó 1.9 millones”.

Frente a esta conclusión, el Primer Mandatario del País estalló. Aseguró tener otras cifras.  Lamentó que el INEGI no considere a los 450,000 jóvenes que están bajo el cobijo del Programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

La pregunta es inevitable: ¿Cómo?... Ahora resulta que un programa que nació como instrumento para otorgar  becas  para capacitar laboralmente a “ninis” (jóvenes que no estudian ni trabajan) ¿se va a convertir a la vez en un empleo formal?.

¿En serio? Un programa que ofrece 3,600 pesos mensuales con horario laboral de  5 a 8 horas de lunes a viernes no puede, no debe tomarse como un trabajo formal y digno porque a todas luces no lo es. 

La confusión nubla y no permite resolver de fondo los problemas estructurales que aquejan al mercado de trabajo.

No violentemos los términos. Una cosa es una beca y otra un empleo formal. No jalemos la cobija de un lado al otro para ocultar una realidad que por más que no nos guste, es.

El desempleo ahí está. Aumenta porque la economía mexicana viene en picada por un entorno externo e interno complejo.

Nadie dice que sea culpa del Presidente. Sin embargo, su reacción y descalificación no abona para construir un mejor entorno laboral para los trabajadores.   

La serenidad es una virtud. 

Sería sano y profesional, reconocer el paisaje desalentador del mercado laboral para edificar uno nuevo, con perspectiva de futuro y de mayor bienestar. No más maquillajes como en antaño. 

DE SALIDA AL CHECADOR

Si el IMSS, que  registra el empleo formal del país, toma tal cual a los 435,000 inscritos hasta ahora en el “Programa Jóvenes Construyendo el Futuro”, estará dando línea para que cualquier trabajo por 3,600 pesos mensuales se considere legal, digno y un referente.  

La precarización del empleo en su máxima expresión. 

también te puede interesar