El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

TIEMBLA EL IMSS TRAS RENUNCIA 

Por Arturo Rivero 

La primera bomba le explotó al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Germán Martínez Cázares renunció a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social. En su acción  dejó una estela de denuncias que ponen al descubierto traiciones, abusos, rivalidades y ajustes de cuentas, prácticas que se nos prometió serían desterradas con la simple llegada de la cuarta transformación, no fue así.

Algo muy grave está pasando en la red hospitalaria del Seguro Social;  algo “pesado” está por venir como para que Martínez Cázares  haya mandado al “diablo” al Gobierno.

Acusó a funcionarios de Hacienda de imponer ahorros y recortes, con riesgos al servicio de salud.

Sus denuncias fueron lapidarías tras vivir en las entrañas del Seguro Social durante cinco meses y medio:

“Muchos trabajadores siguen sin certeza laboral; otros sin contrato. Algunas vacantes aumentan. El rezago en infraestructura es brutal- en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores-; los contratos y convenios en servicios se rezagan, y algunos están por vencerse, sin horizontes de legalidad y eficiencia; las compras de equipamiento paradas; las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo”…

El IMSS está en grave riesgo. Si Martínez Cázares describe este panorama, el Seguro Social con perspectiva de futuro no existe. Lo que se viene es el colapso.

Esta mirada es reforzada, que ironías, por la propia Secretaría de Hacienda.

La caída de la inversión física en el IMSS en el primer trimestre de 2019 fue de  80.5 por ciento. En el mismo periodo de 2018 se inyectaron 747 millones de pesos, este año fue de 151 millones de pesos, revelan datos de la dependencia. 

Las cifras señalan que de enero-marzo de este año, la inversión en infraestructura en salud y equipo médico en el sector salud disminuyó 19.2 por ciento.

En el ISSSTE, la inversión se cayó en 90.7 por ciento.

Pero el Presidente López Obrador desestimó la visión de su ex funcionario de alto nivel. No solamente eso, dijo no estar de acuerdo con lo dicho advirtiendo que ya tenía candidatos para la sustitución.

“Aquí nadie está a la fuerza”, fue su “análisis” de un evento que cimbró las estructuras del poder.

DE SALIDA AL CHECADOR

El Plan de Austeridad colocó a las instituciones de salud contra la pared.

En aras de generar ahorros para llevar recursos a programas sociales y a Pemex, se pone al IMSS, al ISSSTE y al Sector Salud en una pendiente que los puede llevar al voladero con todo y pacientes.

¿En serio aspiramos a servicios médicos de primer mundo como en Suecia o Dinamarca como lo ha prometido el Primer Mandatario?...

Mientras tanto, el Presidente anunció que destinará 500 millones de pesos anuales durante el sexenio a la promoción del béisbol, la caminata y el boxeo. ¿Cómo ven?....

 

 

también te puede interesar