El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

LOS TRES DÍAS MÁS TRISTES

Por Arturo Rivero 

En las últimas 24 horas el coronavirus mató a 424 mexicanos, la cifra más alta por día, hasta ahora. En las últimas 72 horas fueron 913.

La curva de la epidemia no desciende por ningún lado, al contrario, sube y sube. Los contagios se multiplican, muertos se disparan.

Los tres días más terribles… y lo que falta.

La pandemia que se presume domada, está más desatada que nunca.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y sus funcionarios nos mintieron.

Mientras prevalece un desbordante optimismo presidencial de que vamos muy bien, y que pronto, se declarará el triunfo sobre el coronavirus, miles de familias viven enlutadas, en la desesperación de ver cómo, en horas, un virus letal se llevó a lo más querido que tenían.

Ante tanta confusión, verdades a medias y mentiras completas, la sociedad mexicana muestra poca empatía consigo mismo y con los demás, y decide volcarse a la calle alborotando la propagación del coronavirus a una velocidad que preocupa.  

El confinamiento está roto, a pesar de que terminará el 30 de mayo.

Se quebró por los mensajes equivocados enviados desde Palacio Nacional.

En plena tragedia, se trazaron rutas de reactivación económica; proliferó un discurso triunfalista que quitó el freno a una sociedad ávida de salir a las calles.

El Gobierno es responsable la tragedia que está en curso, miles de muertos que pudieron ser menos.

La culpa no es de la sociedad, como lo ha dicho la Secretaría de Salud.

Su urgencia por echar a andar la economía está mandando a muchos al matadero.

DE SALIDA AL CHECADOR

La pandemia entró en una zona de turbulencia. La tripulación peca de soberbia. 

Mientras, hace sumas y restas para un acelerado aterrizaje en su mundo feliz, la aeronave sortea una tormenta para no irse a pique y ocasionar una tragedia de dimensiones insospechadas. 

también te puede interesar