El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

AL MATADERO

Por Arturo Rivero 

Lo que se ve en el mapeo del Gobierno sobre el nivel de riesgo de contagio por coronavirus es que 31 de 32 estados del país están en alerta máxima.

Son 31 estados pintados de rojo, sinónimo de peligro. Se enseña el mapa y a la par, se grita a los cuatro vientos que llegó a su fin el confinamiento de la sociedad.  A partir del lunes 1 de junio se reanudan algunas actividades económicas.

Fin de confinamiento en el sentir popular es fin al encierro, no hay otra lectura por más que la Secretaría de Salud grite que no es así.

En pleno incendio por el coronavirus, la urgencia por salir a las calles por necesidad electorera y económica del propio presidente Andrés Manuel López Obrador, pone en peligro la vida de miles.

Los mexicanos están hartos del encierro; están cansados de que un día se les dice una cosa, y otro día, otra.

En el momento más álgido del virus, donde el número de contagios y muertes se multiplican, viene está decisión irresponsable de dejar en manos de la gente su destino.

La obligación del Estado es garantizar el bienestar de sus gobernados por las buenas o por las malas. Más, ante una emergencia como la que vivimos.

A todas luces se lava las manos. Que cada mexicano se haga cargo de su destino. 

DE SALIDA AL CHECADOR

Lo que viene es la desobediencia civil. Por más normas y reglas que se establezcan para conducirse en las calles y lugares públicos, serán asumidas por muy pocos.

Sin datos precisos, con verdades a medias, la sociedad mexicana está en serio peligro.

Se le dizque cuido por 40 y pico de días, suplicando se quedará en casa, y de pronto, en pleno bombardeo se le dice que haga lo que quiera.

Un suicidio.

 

también te puede interesar