El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

Tratados de libre comercio, obesidad y diabetes

Tratados de libre comercio, obesidad y diabetes

 

Aproximadamente hace 10 años el Dr. René Drucker me invitó a TV UNAM para participar en uno de sus programas de ciencia y sociedad.

La idea era generar un debate con el Dr. Jaime Serra Puche, ex secretario de comercio y fomento industrial en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari, sobre el efecto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), y el aumento de obesidad tan sorprendente que estábamos experimentando.

El ex secretario Serra preparó evidencia para demostrar que esta hipótesis no era plausible. Entre los datos que mostró se encontraban tendencias en consumo de alimentos, televisiones y autos.

Todos mostraban aumento, pero coincidimos en que no había un punto de inflexión que pudiera indicar que el consumo de alimentos, la mortalidad por diabetes o algún otro indicador, se encontraba asociado a la entrada en vigor del tratado.

Aunque desde ese entonces había una impresión en diversos grupos de académicos de que el aumento de obesidad y diabetes tenía alguna relación, en ese momento no se disponía de datos para estimarla. Apenas se contaba con dos encuestas nacionales de nutrición (1988 y 1999), dónde se veía un gran crecimiento en el porcentaje de mujeres adultas y niños con obesidad.

Las cosas han cambiado desde entonces. Hoy tenemos mejores datos y existen diversos grupos de investigadores alrededor del mundo estudiando el fenómeno de tratados de comercio y salud.

Aunque los datos de tendencias, no son necesariamente la evidencia que se requiere para atribuir un efecto causal, son datos empíricos que recientemente han permitido a diversos investigadores junto con otras evidencias, asociar estos acuerdos comerciales con el cambio en el sistema alimentario, en especial con un aumento en la accesibilidad y disponibilidad de alimentos y una reducción en su precio.

Algunos ingredientes en particular han bajado de precio gracias a importantes desarrollos tecnológicos y subsidios a la producción, como el azúcar, el aceite y los cereales refinados.

Esto ha ocasionado que las dietas tradicionales se transformen en poco tiempo y tengan más densidad calórica y menos calidad. Asimismo, estos ingredientes, por su bajo costo, se han vuelto un componente esencial de los alimentos ultra procesados que por lo mismo suelen ser poco saludables.

Otro efecto común de los tratados de libre comercio es una mayor presencia de la industria transnacional con campañas agresivas de mercadotecnia con frecuencia dirigidas a niños y grupos vulnerables en perjuicio de la salud. Un claro ejemplo de esto son las estrategias de mercadotecnia instrumentadas en los últimos años por las refresqueras y sus acciones contra los esfuerzos de salud pública para reducir su consumo en el país.

 

también te puede interesar