El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

Horas Extras

 Martes 4 de octubre de 2016 

La reforma a la justicia laboral está “planchada”.

 Por Arturo RIvero 

La estrategia se dividió en dos para cumplir con está encomienda presidencial que era: sacar al precio que sea la reforma a la justicia laboral. Y ya está. Es cuestión de tiempo para que salga humo blanco. 

Uno: 

Los cabildeos entre las cúpulas empresariales, Senadores y autoridades de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se intensificaron mañana, tarde y noche y los resultados se verán en los siguientes días, tras los acuerdos ya logrados. 

Dos:

Se llevó a cabo al pie de la letra el principio: "Divide y vencerás". 

La Unión Nacional de Trabajadores de México y la Confederación Revolucionaria  de Obreros y Campesinos, por mencionar a dos grandes a favor, contra la Confederación de Trabajadores de México (CTM), a quien le aplicaron la celebre frase salinista de " ni la vieron y ni oyeron". 

Carlos Aceves del Omo, líder de la CTM "patalea" y acusa a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de ignorar a la base trabajadora en este proceso, sin embargo, todo parece estar consumado. 

Ante lo inminente, Horas Extras le da los puntos centrales de dicha reforma: 

  • La justicia laboral sería impartida por órganos de poder judicial federal o local.
  • La función conciliatoria se hará obligatoria y prejudicial
  • Dicha función estará a cargo de Centros de Conciliación en los estados.
  • Estos organismos serán descentralizados y llevarán los registros de todos los contratos colectivos de trabajo y sindicatos.
  • El objetivo: asegurar su representatividad y fortalecer la negociación colectiva.
  • Para lograr todo lo anterior: desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje (JCyA) y se convierten en Tribunales Judiciales.

Alfonso Navarrete Prida, en un auténtico tours de medios ha dicho a diestra y siniestra que esta reforma establece nuevas reglas y limita los abusos por parte de los gremios y dirigentes que emplazan a huelga por firma de contrato colectivo.

Estadísticas oficiales revelan que  las solicitudes por firma de contrato representan entre 50 y 70 por ciento de los emplazamientos a huelga que se presentan en las JCyA.

Basta recordar que el llamado sindicalismo “blanco” o de protección”, tiene como deporte favorito emplazar a huelga a empresas aun cuando no tenga trabajadores y las plantas no estén en operaciones con el fin de sacarles una “buena lana”.

DE SALIDA AL CHECADOR...

Con esta reforma, perjuran, se acabará esta simulación sindical. Algunos aplauden la medida. Otros perjuran que se violentan los derechos a la contratación colectiva. ¿Usted qué dice? 

 

también te puede interesar