El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

HORAS EXTRAS

MIÉRCOLES 18 DE ENERO 

 

MÉXICO A LA DERIVA….

Por Arturo Rivero 

El país está a la deriva…se hunde en un mar de contradicciones; de dobles discursos; de falsas expectativas; de mentiras; de batallas perdidas; reina la incertidumbre, el enojo, el miedo, la incredulidad, el coraje de millones que ven como ese nuevo amanecer que por años han venido construyendo, se esfuma, se los arrebatan inexorablemente.

México a la deriva... por promesas incumplidas; por los gritos de “guerra” a favor de causas justas, acallados al precio que sea;  por líderes políticos, empresariales, de la sociedad civil,  sindicales, religiosos que sin más niegan hasta tres veces a su grey ante la presión del poderoso; mujeres y hombres que prometieron lealtad a los suyos, pero en la emergencia, traicionaron su palabra empeñada.

El dinero cada vez alcanza menos. Quien tiene empleo formal, con las uñas lo defiende. Soporta horarios laborales extenuantes, acepta porque no tiene otra, además de recibir un sueldo precario fijado con alevosía y ventaja ante la necesidad del trabajador. Es la historia no de uno, no de cien, no de mil, sino de millones.

Ahí están los 7 millones de mujeres y hombres que tienen un salario mínimo como sueldo diario, 80.04 pesos, que no alcanzan ni para tres hamburguesas al carbón que abundan en las esquinas de la Ciudad de México.

México a la deriva… porque enfrenta la crisis de obesidad más grave en América Latina con 70 por ciento de los adultos con sobrepeso u obesidad y 33 por ciento en niños. El 60 por ciento de los casos de diabetes en el país provienen de ese muestreo de “gorditas y gorditos”. Nadie hace nada.

Dicen que es un problema de hábitos y que con campañas masivas mediáticas de prevención se resolverá la crisis. Falso.

Es un asunto de hambre, bajos sueldos, de limitaciones. ¿Como saludable toda la semana, lo que implica un esfuerzo en el gasto o pago la luz, el teléfono, la renta, el mantenimiento, la medicina, la escuela, el transporte del mes, la gasolina de la semana”, se preguntan familias enteras. Es una realidad que empuja a consumir alimentos no saludables.

Ahí están las 22 mil muertes registradas tan solo en el IMSS en 2015 a causa de la diabetes mellitus. 

México a la deriva… porque se  prometió, se perjuró que no habría aumentos en la gasolina y sucedió todo lo contrario. Sin mayor explicación de por medio vinieron los disparos y la cuesta de enero se ha convertido en una experiencia de terror. Todo subió... 

Ante el desorden, ante el abandono, de pronto saltó un órgano empresarial y enfrentó al Gobierno para denunciarlo y asegurar que su pacto por la estabilidad para el bienestar de las familias a propósito del gasolinazo no tenía ni pies ni cabeza y que no contará con ellos.

La Confederación Patronal de la República Mexicana levantó la voz. Los patrones abandonaron al Presidente Enrique Peña Nieto, mientras algunos líderes sindicales custodiaban al Primer Mandatario. El mundo al revés. Pero ahí estaban los justicieros de la iniciativa privada velando por los que no tienen voz.

Una luz. Una esperanza de hacer bien las cosas. Pero este martes, todo cambio. Fue un sueño. Fue otra contradicción. Los patrones dieron reversa. Abandonaron las causas de las mayorías y se alinearon.

DE SALIDA AL CHECADOR...

Ese mismo día, las autoridades gubernamentales nos dijeron que el país crece económicamente. ¿En serio?... Cuando diferentes estados colman las plazas para manifestar su indignación porque con lo que tienen cada vez compran menos; cuando el Fondo Monetario Internacional bajó su expectativa del PIB a 1.7 por ciento. Un engaño más.

También se nos destacó que México es el lugar ideal para invertir y para visitar. ¿En verdad?. En una disco en Playa del Carmen un “loco” disparó a mansalva y mató a cuatro turistas extranjeros. “Fue un problema entre dos”, nos dicen. En otras naciones a eso se le llama “terrorismo”.

Veinticuatro horas después, en aquel paraíso, en plena zona turística de Cancún, tiroteos. Cinco muertos… Se minimizan los hechos. No pasa nada, afirman. Otra tomada de pelo.

Somos el país de las contradicciones, de las batallas perdidas, de las mentiras. 

Sí, dolorosamente, México está a la deriva…

también te puede interesar