El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Columnas

Equidad de género en las empresas

En el marco del Día Internacional de la Mujer, es justo preguntar sobre los avances realizados en favor de los derechos de la mujer y la equidad de género en el ámbito laboral. 

La respuesta  es que aún queda mucho camino por recorrer, en la actualidad la  desigualdad se observa, por ejemplo, en materia de salarios y crecimiento profesional y aunque ya  es más común ver a mujeres ocupar puestos estratégicos en las organizaciones, la realidad es que en la práctica las mujeres aún se enfrentan a situaciones de acoso, omisión, falta de oportunidades o desacreditación.

Fomentar y desarrollar estrategias para lograr una igualdad de género en las organizaciones debe ser una tarea diaria, en la que se tome en consideración desde el aspecto más pequeño como respetar a una compañera de trabajo, realizar un ajuste equitativo en los sueldos de todos los colaboradores de la empresa, hasta fortalecer la participación e injerencia en las toma de decisiones  por parte de las mujeres.

Lograr una equidad de género en una empresa no es tener el 50% de la nómina compuesta por mujeres y el otro 50% por hombres a manera de cubrir un requisito, es una cuestión mucho más compleja ya que no se debe  perder de vista colocar a la persona indicada en la posición indicada. El tema de equidad va más allá, se trata de una manera de concebir el papel de la mujer en el ámbito laboral, darle su justa importancia y proporcionarle el respeto necesario a su trabajo, profesión, opinión y derechos.

Los primeros pasos a seguir para comenzar con la equidad de género en la organización es: 

  • Crear campañas de concientización sobre el tema de equidad de género, respeto e inclusión.
  • Usar lenguaje inclusivo, no generalizar.
  • No encasillar las posiciones dentro de la organización. Mujeres y hombres pueden desarrollar las mismas funciones de una posición siempre y cuando ambos cubran con el perfil requerido y sean capacitados por igual.
  • Frenar y evidenciar cualquier tipo de abuso o discriminación que se presente en la empresa en contra de las mujeres.
  • Elaborar una valuación de puestos para definir el valor real de cada posición de la organización y así brindar compensaciones económicas por igual.

Estos pasos pueden ser referencia sin embargo cada organización tendrá que adecuar sus prácticas y desarrollar estrategias acordes a sus necesidades pero siempre en busca de la equidad de género.

Es importante incorporar prácticas en favor de la buena convivencia entre mujeres y hombres de acuerdo a sus necesidades específicas, esto con el fin de mejorar la calidad de vida laboral, fortalecer relaciones y el apego hacia la organización, además de contribuir a un buen clima laboral. Una organización con equidad de género es una organización responsable, cuyo impacto positivo  a nivel social tendrá un peso importante para avanzar en el camino hacia equidad.

 

también te puede interesar