El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Líderes

Lo que viene en materia laboral

La ratificación del  Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) solicitada por el Presidente Enrique Peña Nieto  va en contra de toda la reglamentación legal que los mexicanos se han dado en materia laboral, advirtió Tomás Natividad, Presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana y del Consejo Coordinador Empresarial.

Este convenio tiene muchas aristas, va en contra de toda la reglamentación legal que los mexicanos nos hemos dado, requeriría de una reforma legal en todas las materias de huelga, de titularidades de contrato para que pudiera México mantener la estabilidad.

“El convenio implica la posibilidad de que en una empresa haya múltiples contratos colectivos y múltiples sindicatos con el solo hecho de que un grupo de trabajadores decida hacer un sindicato, puede registrarse ya sin los trámites del registro de un gremio”, apuntó.

Natividad ejemplificó los alcances de una eventual ratificación del convenio 98 de la OIT:

“Imaginémonos un Seguro Social, para poner un caso extremo, con tres o cuatro sindicatos de médicos, dos o tres sindicatos de enfermeras, otro de almacenes, otro de ayudantes, otro de administración, lo permite completamente y si tú no reformas la ley mexicana, la ley vigente laboral, tendría cada grupo derechos de huelga absoluta sobre la empresa de que se trate”, señaló.

Otra secuela, afirmó, es que establece lo que se conoce en la práctica como el foro sindical, o sea cada individuo que pretenda hacer un grupo sindical de este tipo, se convierte en inamovible porque no se puede despedir por norma.

También implicaría la sindicalización de las fuerzas armadas, la sindicalización de las policías, entre otras secuelas negativas.

El abogado laboral dijo que la petición del Presidente para ratificar este Convenio obedece seguramente a una presión externa en el marco de la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

“Yo creo que si existe la presión política de parte de los Estados Unidos, de los sindicatos americanos que pretenden que México no reciba toda la inversión que ese tratado nos va a generar, evidentemente va a generar mucha actividad económica con todos los países que intervienen en dicho Acuerdo”, explicó.

también te puede interesar