El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Líderes

50% de los infartos llegan tarde

En México un paciente tarda hasta 12 horas en ser atendido en el Instituto Nacional de Cardiología después de presentar los primeros síntomas de infarto alguno al miocardio, y en otras instituciones el retraso llega hasta las 24 horas.

 

Entre los promedios de atención al infarto por parte de miembros de la OCDE el promedio de atención es de cuatro horas, lo que implica que en el país haya un retraso de 20 horas, demora que provoca muerte en el tejido coronario, complicaciones e inversiones en tratamientos que superan los 500 mil pesos.

 

“En el Instituto Nacional de Cardiología. Es verdaderamente una pena que nosotros recibimos 50 por ciento de los pacientes después de las 12 horas, fuera de ventana terapéutica”, reconoció Marco Antonio Martínez Ríos, director del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.

 

La mitad de los pacientes que llegan al hospital no se les hizo nada. A veces ni aspirina. Ese es el gran reto que tenemos. Si es que es un panorama extrapolamos al País, el 50 por ciento de los pacientes no llegan a tiempo.

 

Ahora muchos de los pacientes que no se les hace un procedimiento, la evolución no sólo hay que tener en cuenta la mortalidad, como quedan la morbilidad, si no se les presta la atención oportuna, van a tener una disfusión ventricular, van a tener el corazón grande, insuficiencia cardiaca, aneurismas, van a tener una mala evolución a mediano y largo plazo. Van a quedar incapacitados para trabajar y en malas condiciones físicas.

 

“El gran reto es promoción. Uno lo más importante es la prevención, tratar de eliminar o disminuir los factores de riesgo de manera significativa, para no llegar a la enfermedad. Ya en la enfermedad es trabajo común de todos nosotros en una atención de calidad. Y ustedes en una enorme promoción para llegar a tiempo al tratamiento. Eso es que la gente esté más enterada”, propuso.

 

Martínez Ríos refirió que aunque la excelencia en el INC se equipara a los mejores hospitales del mundo, las enfermedades del corazón siguen siendo la primera causa de muerte por diversas razones, entre ellas porque sólo hay 3 mil 200 cardiólogos certificados.

también te puede interesar