El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Líderes

El éxito, según Steve Jobs

Redacción por Arturo Rivero 

Salirse de la burbuja, fijarse una meta, hacerlo con pasión, centrase en un objetivo, crear experiencias emotivas, difundir mensajes claves y vender sueños  y no productos, son las claves para alcanzar el éxito en los negocios, aseguraba Steve Jobs, fundador de Apple y uno de los empresarios más visionarios en el mundo.

Para Jobs el poder de la visión es un primer paso para llegar a la meta. La visión genera pasión.  

“La pasión lo es todo, no perder de vista la gran meta”, decía.

Muchos emprendedores no saben definir lo qué es la creatividad. Jobs da la respuesta:

“Ser creativo es conectar cosas. Esto significa que las personas con diferentes experiencias de vida pueden ver cosas que los demás no pueden. No hay que vivir en una burbuja. Tienes que conectar ideas de diferentes campos”, señalaba.

Uno de los principales errores de quienes buscan hacer negocio es querer abarcar mucho, es decir, no se centran en una o dos líneas de negocio. Creen que así tendrán más posibilidades de éxito. Pero esto es falso.  

Cuando Jobs retornó a Apple en 1997 se encontró con una empresa que fabricaba 350 productos.

Una de sus primeras decisiones fue reducir este portafolio de productos a sólo 10 en un periodo de 2 años.

¿Por qué lo hizo?  Su apuesta fue la formación de un equipo de expertos por cada producto para generar valor.

Para el creador de Apple uno de las claves para alcanzar el éxito en un negocio es la creación de experiencias intensas a los potenciales clientes.

Cuando apareció con el primer concepto de la primera Apple Store, Jobs quería que sus tiendas fueran diferentes, que no sólo fuesen un lugar donde se movieran cajas de productos. Buscó que al ingresar a la tienda se generara una experiencia y  conexión emotiva con las personas y la marca Apple. El retorno de esta vivencia sería inmediata.

Otras veredas claves en el ascenso hacia el éxito empresarial es la comunicación y capacidad de vender sueños y no productos.

“Sin una comunicación efectiva para difundir las mejores ideas, lo demás no importa”, afirmaba.

Estaba convencido de que la información, educación, inspiración y entretenimiento son variables que deben envolver el lanzamiento de un producto o servicio.

El último tramo para llegar a la cima, según Jobs es el talento que se tiene para vender sueños y no productos.

Decía que al cliente no le importa el producto. A él le importa el mismo, su esperanza, su ambición.

“Si se es capaz de ayudar a los clientes a alcanzar sus sueños personales, te los terminas ganando por completo”, aseguraba.

Fuente: Entrepreneur 

también te puede interesar