El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Se perfila adoptar los juicios orales en las juntas de conciliación

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

En la instrumentación de la reforma de justicia laboral, que plantea la desaparición de las juntas Federal y locales de Conciliación y Arbitraje en todo el país, se determinará si se procederá a los juicios orales en los conflictos entre trabajadores y patrones o se continuará con el sistema tradicional, en el que se llenan de folios los casos. 

Abogados laboralistas cercanos al proceso informaron que todo indica que en adelante los procesos se llevarán a cabo de manera oral, ya que sería absurdo mantener el sistema burocrático que ha imperado en las juntas, cuando lo que se pretende es modernizar y agilizar la justicia para los trabajadores. 

Sobre todo porque se buscarán resoluciones más ágiles en los tribunales, dado que de acuerdo con la reforma laboral sólo se paga un año de salarios caídos a los trabajadores. 
Los juristas también revelaron que aun no termina de estructurarse cómo se dará el cambio del nuevo esquema de justicia y se llevará a cabo la desaparición de las juntas, pero diversos grupos ya están proponiendo al nuevo titular del organismo descentralizado en la materia. 

Según la información proporcionada, entre quienes buscan la titularidad del nuevo órgano federal descentralizado de conciliación se encuentran el subsecretario del Trabajo, Rafael Avante; la encargada de la unidad de enlace para la transición de las juntas al Poder Judicial, Ángela Quiroga, y el actual presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Jorge Alberto Juan Zorrilla. 

Señalaron que se discute que el encargado del nuevo órgano "no esté ligado al viejo corporativismo" y se encuentre fuera de los intereses de las representaciones patronales y sindicales. 

Refirieron que el gobierno federal conformó una "comisión secreta" de expertos, sobre todo de abogados del sector privado, para estructurar la aplicación de la reforma, y no se ha abierto el debate a todos los sectores. "Sobre todo se han apoyado en un despacho de abogados de Monterrey", acotaron. 

Asimismo, señalaron que se está discutiendo si se acepta la asesoría de la Organización Internacional del Trabajo para instrumentar la reforma o únicamente se operará todo el cambio por conducto de la "comisión secreta". 

De esta forma, en lo inmediato se definirán el formato de los juicios; las características de quienes encabezarán el organismo descentralizado; el programa y esquema para la desaparición de las juntas; cómo se efectuará el traspaso de los miles de expedientes y casos en curso, y un punto fundamental, que es determinar cómo se llevarán a cabo los procesos de consulta a los trabajadores para el depósito de los contratos colectivos de trabajo y para emplazamiento a huelga. 

Fuente: Patricia Muñoz Ríos/ La Jornada

también te puede interesar