El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Pesan menos salarios en PIB

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

México tiene la participación salarial, con respecto al PIB, más baja en América Latina, lo cual habla de la poca retribución en el pago a los trabajadores, advirtió la Cepal.

En el Panorama Social de América Latina 2016, el organismo afirmó que los salarios tienen una participación de 30 por ciento del PIB, lo cual está por debajo del promedio de la región que es de 40 por ciento, con cifras de 2014.

El documento señala que entre 2012 y 2014, la participación del salario aumentó en Argentina, Brasil, Costa Rica y Honduras, por cambios en el nivel de remuneración a los trabajadores.

Mientras que disminuyó en Chile, Guatemala y México.

La participación del salario en México en el PIB se encuentra por debajo del promedio países de menor desarrollo humano como Ecuador y Colombia.

En tanto que la participación salarial promedio en las economía desarrolladas casi dobla a la de México, ya que se ubica en 56 por ciento, en promedio, en países como Reino Unido, Japón y Francia.

Según el Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana, en países como Argentina, Brasil y Uruguay se implementaron estrategias de recuperación salarial desde principios de la década de los 2000 y por ello la masa salarial pesa más en relación a su PIB.

Esto coincide con que en la mayoría de los países latinoamericanos se registraron bajas en la desigualdad de la distribución del ingreso personal entre 2002 y 2014, sobre todo en Argentina y Bolivia.

Fue en la década de los 80 cuando la participación de los asalariados en el producto nacional cayó significativamente en México, recordó Miguel Reyes, director del Observatorio.

Explicó que ante la caída de los salarios reales promedio y el salario mínimo se empezaron a crear fuentes alternas de ingreso mediante pequeños negocios de subsistencia.

"Estos llamados ingresos mixtos cuyo origen son el trabajo asalariado y pequeños negocios de sobrevivencia dieron lugar al crecimiento sin precedente de fenómenos como el ambulantaje, el trabajo informal, y posteriormente la migración y el crimen organizado", afirmó Reyes.

Añadió que las crisis económicas le han pasado factura a los trabajadores en relación con la proporción que les corresponde respecto de la riqueza nacional, que de hecho no se ha podido recuperar de su punto más alto que fue en los 70.

"En el caso de México, la caída en la década perdida de los 80 fue de 26 puntos, al pasar de casi 50 por ciento de participación salarial en el ingreso nacional a 23 por ciento", comentó.

Fuente: Verónica Gascón/ Reforma

también te puede interesar