El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Ingreso al mercado laboral

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Los logros educativos que obtienen las y los jóvenes inciden de manera significativa en la posición que se consigue en el mercado de trabajo, aunque esta se refleja cada vez más a un mayor plazo, puesto que en la primera inserción laboral, a pesar de que los primobuscadores (jóvenes que buscan su primer empleo) están mejor calificados que las generaciones previas, el factor de la edad es muy relevante para los puestos que están a su alcance.

Es así que entre los más jóvenes (de 15 a 17 años), uno de cada cuatro no recibe un pago a cambio de su s labores, la proporción de trabajadores por cuenta propia es muy baja y prácticamente no existen empleadores para este grupo de edad.

A medida que aumenta la edad, las posiciones de la ocupación van mejorando, aunque siempre se encuentran en desventaja en comparación con la población adulta (de 30 años y más).

Según el sector de ocupación, las y los jóvenes se ocupan principalmente en el grupo terciario (58.7%) aunque se observan proporciones distintas según el sexo y las ramas de ocupación.

El sector agropecuario es un ámbito principalmente masculino, en donde la proporción alcanza a 17% de hombres jóvenes por sólo 3.5% de mujeres jóvenes; en el sector secundario la preminencia masculina se observa en la industria extractiva y la construcción, no así en la industria manufacturera, en donde las proporciones de hombres y mujeres son muy similares.

El comercio es la rama de mayor ocupación en el mercado laboral, y para la población joven no es distinto; sin embargo, esto se debe a la participación femenina, puesto que una de cada cuatro mujeres se ocupa en esta actividad, a diferencia de los hombres jóvenes en donde la ocupación principal es la industria manufacturera, el sector agropecuario y en tercer lugar el comercio.

Otras actividades del sector terciario también tienen preeminencia femenina, como los restaurantes y servicios de alojamiento, los servicios sociales y los servicios diversos, mientras que en la rama de transportes, comunicaciones y correo la participación masculina es predominante.

Es evidente una segmentación laboral según el sexo, sobre todo en algunas ramas de la actividad economica tradicionalmente relacionadas con un sexo en específico.

Cuando estas diferencias implican una jerarquía, en términos de los niveles de ingreso o formalidad laboral en ciertas ramas, es cuando las desigualdades se reproducen intergeneracionalmente.

La combinación de los factores de edad y sexo en el mercado laboral mexicano, presentan escenarios muy diversos y desiguales.A menor edad, menores niveles de ingreso y aunque esta situación va equilibrándose en la medida que la edad aumenta, la cuestión de género atraviesa los niveles de ingreso, siempre desfavorables para las mujeres, tanto en los grupos más jóvenes como en los que se supone cuentan con una trayectoria laboral más larga. Fuente: El Universal

también te puede interesar