El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Jugador de futbol, ¿empleado de lujo?

Por: Redacción/El Pulso Laboral

La relación laboral de un club con sus jugadores es regulada en la Ley Federal del Trabajo (LFT, artículos 292 a 303).

Puede ser por tiempo determinado o indeterminado, para una o varias temporadas o eventos.

A falta de estipulación expresa, la relación será por tiempo indeterminado. Si concluida la temporada no se estipula duración u otra modalidad y el trabajador sigue prestando sus servicios, la relación seguirá así.

En tanto, el salario puede estipularse por unidad de tiempo (hora), para uno o varios eventos, o para una o varias temporadas.

En este ámbito el principio de igualdad de salarios no aplica, porque éste se determina por razón de la categoría de los equipos o de la de los jugadores (artículo 297).

Mientras que la práctica de transferir a un jugador a otro equipo sin su consentimiento violenta el artículo 295, pues los jugadores no pueden ser transferidos a otro club sin su aprobación.

La prima por transferencia se debe sujetar a que el club dará a conocer a los jugadores el reglamento y ese monto se determinará entre los dos, considerando la categoría de los eventos, del equipo, del deportista profesional y antigüedad en el club.

Los jugadores están obligados a someterse a la disciplina del club; asistir a las prácticas de preparación y adiestramiento en el lugar y hora señalados y concentrarse para eventos; realizar viajes para éstos y respetar los reglamentos locales e internacionales. //El Financiero

también te puede interesar