El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Ni reforma laboral, ni recuperación salarial

Por: Arturo Rivero

La política laboral del Presidente Enrique Peña Nieto incumplió dos grandes promesas: la recuperación real de los salarios y la reforma laboral que estaba destinada a construir un marco legal de certeza en la impartición de justicia laboral. 

La eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje  y la creación de tribunales laborales quedaron para una mejor ocasión, o en el olvido.

La reforma aprobada en febrero de 2017 quedó ahí tras no concretarse las leyes secundarias necesarias para su operación.

Luisa María Alcalde, próxima Secretaria del Trabajo y Previsión Social afirmó que en cuanto asuma, trabajará por una nueva etapa de justicia laboral, con una cultura de democracia y libertad.

Adelantó que la impartición de la justicia laboral debe formar parte del Poder Judicial, dejando entrever la eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Habrá que esperar.

Otro gran fracaso fue la no recuperación del salario.

Aunque hubo esfuerzos jamás se superó la línea de bienestar que marca el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social la cual está por arriba de los 100 pesos.

Bajo el argumento de que un incremento podría desatar una ola inflacionaria, la Comisión Nacional del Salario Mínimo y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se negaron constantemente a dar un aumento definitivo al salario para la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores.

Gerardo Esquivel, futuro subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda se comprometió a que en 2019 el salario mínimo supere los  100 pesos.

A esperar.

también te puede interesar