El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Empleos precarios pegan al ingreso en la vejez

Por: Redacción/El Pulso Laboral

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados señaló que de 2010 a 2018 se fomentó el empleo para personas con secundaria completa.

Indicó que ese sector representa el 34.23 por ciento del total de personas beneficiadas, mientras que quienes cuentan con nivel de educación media superior y profesional constituyen 24.17 por ciento.

En el documento “La respuesta institucional al problema del mercado de trabajo. Evaluación de diseño al Programa de Apoyo al Empleo”, el CESOP precisó que las plazas laborales se generaron primordialmente en el sector terciario, que son servicios y comercio, los cuales absorbieron 56 por ciento de los trabajos.

La agricultura generó 18 por ciento, la industria manufacturera 12.9, y la construcción 12.3 por ciento; esa estructura en el mercado de trabajo conduce a salarios por debajo de los 10 mil pesos mensuales.

El centro de estudios explicó que el mercado de trabajo, como se encuentra actualmente, además de generar un problema de desigualdad en los ingresos, donde quien menos gana percibe cuatro por ciento de quien gana más, provoca un problema aún más grave: los ingresos en la vejez.

Lo anterior debido a que el vínculo entre el sistema de pensiones y el mercado de trabajo lo da la tasa de densidad de cotización (TDC), que considera el tiempo de cotización en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y el total en el mercado laboral. Por tanto, entre más alta es la TDC, mayores serán los montos acumulados en el SAR.

Sin embargo, el tiempo cotizado en el SAR tiene una medida, ya que no es lo mismo haberlo hecho durante 10 años con un salario de dos mil pesos que con uno de 50 mil, por lo que, aunado a la densidad de cotización, existen otros factores que influyen en los ingresos en la vejez.

Entre ellos el salario base de cotización, la rentabilidad real de los ahorros en el SAR y la comisión que cobra la Afore por el manejo, entre otros.

“Si el Estado sigue fomentando los empleos de este tipo no servirá de nada haber cambiado el sistema de pensiones de beneficios contributivos a contribuciones definidas (Afore), ya que se seguirán teniendo presiones sobre las finanzas públicas", asienta el documento.

 

también te puede interesar