El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Cómo administrar tu sueldo antes de los 30

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Cuando se trata de administrar dinero, el tiempo es un aliado en tus veintes. Comenzar a ahorrar e invertir durante esta etapa hará una gran diferencia en el futuro.

De acuerdo con el portal Business Insider, existen algunas metas financieras que deberías considerar realizar antes de cumplir 30 años.

1. Tener un fondo de emergencia: La vida está llena de inesperadas (y en ocasiones, costosas) experiencias, por lo que es vital que cuentes con un fondo para emergencias.

Aunque el monto depende de cada persona, por lo general se recomienda que acumules una cantidad equivalente a entre tres y seis meses de tus gastos. A los 30 años, ya deberías tener esta cantidad o estar muy cerca de lograrla.

2. Negociar tu salario: No puedes sentarte a esperar que un aumento o bono llegue a ti, incluso si tu jefe se da cuenta de lo mucho que trabajas. En ocasiones, debes pedir lo que quieres.

Si con los años tus responsabilidades han crecido y has logrado buenos resultados, puedes acercarte a consultar la posibilidad de lograr un aumento de sueldo. Antes de hacerlo, es recomendable que investigues cuál es el valor de tu puesto en el mercado.

3. Ahorrar al menos el 10% de tu salario para tu retiro: Tu jubilación puede parecer una meta demasiado lejana para preocuparte por ella cuando eres joven, pero es el mejor momento para empezar.

De acuerdo con expertos, deberías destinar al menos el 10% de tus ingresos a tu ahorro para el retiro. Comienza con la cantidad que te sea posible y mantén la aportación constante hasta llegar a la meta del 10 por ciento.

4. Establecer metas de ahorro y separar una cantidad para compras mayores: Es probable que en tu futuro tengas gastos importantes -como la compra de una casa, un auto o tener hijos- que requieren de planeación. La mejor forma de prepararte para ello, es crear metas de ahorro y comenzar a destinar un monto para ellas (de acuerdo con el momento en que quieras lograrlo).

5. Comprar los seguros que necesitas: Casi a nadie le gusta lidiar con el complejo mundo de los seguros, pero a los 30 deberías contar con las coberturas apropiadas para tu estilo de vida. Evalúa tu situación para decidir los seguros que necesitas, ya sea de vida, auto, gastos médicos e incluso, para mascotas.

Adicionalmente, conviene que cada año revises tus seguros para asegurarte de que la cobertura sigue siendo apropiada para tus requerimientos y presupuesto.

6. Asignar un método para medir tus gastos: A los 30, ya deberías saber a cuánto ascienden tus ingresos y egresos. Además de asegurarte de percibir más de lo que gastas, deberías tener una forma de medir cómo vas con tus metas de ahorro y detectar si hay algunos rubros que puedas recortar. Para lograrlo puedes usar diversas herramientas, desde una libreta, hasta las hojas de cálculo de Excel o una app. Lo importante es que lo registres todo y puedas monitorear tus gastos de forma mensual o anual.

7.- Experimentar con una entrada adicional de dinero: Aunque puedes enfocarte en recortar costos para incrementar tus ahorros, las personas con mayor fortuna se preocupan por generar más fuentes de ingresos.

Aunque suena más fácil de lo que es, existen diversas formas para lograrlo; como hacer algunos trabajos por tu cuenta, comprar un local y alquilarlo, o invertir dinero.

8. Invertir en algo más que tu cuenta para el retiro: Muchos especialistas aconsejan usar instrumentos de inversión adicionales a tu cuenta de ahorro para el retiro, lo cual te permitirá llegar con más dinero a la tercera edad.

Asesórate, aprende sobre inversiones y ponlo en práctica para que tu dinero genere rendimientos.

9. Construir un buen historial crediticio: Los 30 suelen traer planes que requieren mayores inversiones, como la compra de una casa, por lo que podrías necesitar el apoyo financiero de bancos, quienes consultarán tu historial crediticio. Por ello, es importante que te preocupes por tener un buen comportamiento crediticio, contando con algún producto (como una tarjeta de crédito) y cumpliendo con los pagos puntualmente.

10. Invertir en ti mismo: Las personas con mayor éxito y riqueza se preocupan por continuar su aprendizaje fuera de la escuela.

Mantente competitivo en tu mercado actualizándote sobre lo que sucede en tu industria, ya sea que recurras a cursos, libros o maestrías.

La salud también es otro punto a considerar, antes de tener que enfrentarte a grandes costos de enfermedades prevenibles, procura invertir en cuidados preventivos./Mundo Ejecutivo

también te puede interesar