El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

México con bajos salarios y precaria seguridad social

Por: Redacción/El Pulso Laboral

México, pese a ser la economía número 14 o 15 del mundo, se encuentra en la tabla media del desarrollo pues casi la mitad de la población -según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) obtiene ingresos inferiores a la línea de bienestar, que se supone debe proveer casa con servicios básicos, vestido, alimentación, educación y salud.

Si bien el índice de desempleo en los últimos 5.5 años se ha mantenido en 3.6%, por debajo del promedio de la organización de los países ricos, la OCDE, la precariedad y vulnerabilidad del empleo es elevada. México, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ocupa el lugar 15 de 17 en América Latina en el índice de mejores trabajos del año pasado, el cual considera la tasa de ocupación y de participación laboral para medir la cantidad, y la tasa de formalidad y suficiencia salarial para medir la calidad.

Una de las políticas de Andrés Manuel López Obrador descritas en su decálogo de desarrollo es el objetivo ocho: promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que nuestro mercado laboral está lejos de considerarse adecuado para garantizar ingreso y bienestar, pues ubica la tasa de empleo en condiciones vulnerables en 53%, a pesar de que México se encuentra considerado como país de ingreso medio alto.

La realidad es que aún el empleo formal (el que se registra con algún sistema de seguridad social como el IMSS o el ISSSTE) sólo representa 35% del empleo total. Somos 123.5 millones de habitantes, sin considerar la población flotante migratoria y, de ese total, la Población Económicamente Activa (PEA) ronda los 59.6 millones de mexicanos entre hombres y mujeres de más de 15 años en edad de trabajar y sólo 3.4% de la PEA se integra a la tasa de desempleo.

A simple vista y acorde con los datos de crecimiento del empleo de la administración Peña, que supera los tres millones de empleos permanentes a pesar de que la tasa de crecimiento de la economía no rebasó el promedio de 2.3% de la década que corre, pareciera que en México no se enfrenta un problema de empleo.

Sin embargo, el desglose de las estadísticas de empleo muestra el desafío: según el Instituto de Estadística y Geografía (Inegi), de junio pasado, la Tasa de Informalidad Laboral 1 (proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo) fue de 56.9%, mismo porcentaje al reportado en mayo pasado, y mayor en 0.2 puntos respecto al de junio de 2017./Contenido

también te puede interesar