El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Programa de jóvenes no debe ser orientado a sustituir mano de obra barata

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Para que el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro funcione, no debe estar orientado a sustituir mano de obra barata; por el contrario, debe contar con mecanismos de protección para los jóvenes, así como una responsabilidad compartida entre el gobierno y la empresa en cuanto al apoyo económico y seguimiento de los aprendices, consideran especialistas. 

Nora Villafuerte, vicepresidenta de Recursos Humanos de Nestlé México, consideró que el programa estrella del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador y con el que se pretende vincular a 2.6 millones de jóvenes al mercado laboral no debe tratar de sustituir mano de obra barata jamás. 

"Debe estar verdaderamente orientado a la formación de talento . Si las empresas piensan que con la beca que dará el gobierno pueden tener jóvenes que hagan trabajos para los cuales no han contratado capital humano, será un error". 

Villafuerte opina que las empre sas deben aportar un apoyo económico mensual sin importar si el go bierno otorga otro, porque se trata de una buena inversión en la formación de talento. "Pagarle 2,000 pesos a un joven es para que tome su camión, para que compre su torta cuando no haya podido comer en la oficina. Creo que para muchas empresas pagar 2,000 pesos al mes no debe ser un factor de cisivo para no entrar al programa". 

Hace cuatro años, Nestlé implemento en México el programa interno Iniciativa por los Jóvenes para dar orientación vocacional a estudiantes de secundaria y capacitación para el trabajo en el caso de alumnos de bachillerato. Un año después, comenzó a trabajar con el Modelo Mexicano de Formación Dual. Desde entonces, han acogido bajo el esquema de formación dual a más de 100 estudiantes de mecatrónica, mantenimiento, electricidad, informática, contabilidad y alimentos y bebidas. 

"A medida que mayor cantidad de empresas pequeñas, medianas y grandes adopten programas de formación dual, esto se convertirá en una buena forma de conseguir empleo. Tenemos más de 30 millones de jóvenes y no les estamos dando oportunidades porque les exigimos experiencia y conocimientos ", puntualizó. 

La Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones e Informática (Canieti) está en primera fila para trabajar con el próximo gobierno de México sobre la incorporación de jóvenes al trabajo en este sector, afirma Luis Alberto Muñoz Ubando, presidente regional para el sureste y vicepresidente nacional de Innovación de ese organismo. 

"Las cámaras somos transexenales y damos continuidad a los proyectos", indica. De entrada, lo que ese sector pediría a la nueva administración son apoyos económicos para que los estudiantes puedan mudarse a otros estados, donde están las industrias de la Canieti. 

Para José María Avelar, director de Recursos Humanos de Ecolab, empresa estadounidense que presta servicios y tecnología de agua, higiene y energía a todo tipo de industrias, es inviable un programa de becas que incluya a jóvenes que no estén estudiando. 

"Si el joven no está estudiando, no puede ser becario porque carece del seguro facultativo obligatorio para todo estudiante de instituciones públicas o del de gastos médicos mayores de los estudiantes de instituciones privadas. 

Por lo tanto, la empresa tendría que inscribirlo en el Seguro Social como un trabajador normal", explicó. 

Ecolab tiene su propio programa de becas para estudiantes universitarios o de Ingeniería que están en los últimos dos o cuatro semestres de carrera. "No se trata de que nos envíen jóvenes sin empleo para que los pongamos a trabajar en lo que sea. A las empresas les interesan jóvenes motivados, talentosos y con una formación afín al proyecto de la empresa donde pretenden adquirir experiencia profesional. El objetivo final debería ser que terminemos contratándolos para crecer y generar más empleos "./El Economista

también te puede interesar