El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Especialistas aseguran que el avance en la tecnología no impactará en la desaparición masiva de empleos

Por: Redacción /Pulso Laboral

Especialistas de las universidades Iberoamericana (Ibero) y Nacional Autónoma de México (UNAM) coincidieron en que los avances de la tecnología en la industria y el campo laboral, como la robótica o automatización de la producción, no impactarán en la desaparición masiva de fuentes de empleo en México, ya que la economía nacional está basada en negocios pequeños de servicio y comercio.

"Si ocurriera una sustitución del sector obrero de manera generalizada por tecnología, entonces no habría quien consumiera los productos o los comprara. Habría cada vez más productividad y se inundarían los mercados, pero si no hay trabajadores, no habría quien consumiera", explicó el director del Observatorio de Salarios de la Ibero, Miguel Santiago Reyes.

Agregó que en otros países existen mecanismos para evitar que se automatice toda la producción y se genere un escenario sin consumidores, para lo cual hay leyes similares a las antimonopolio, que entre otras medidas proponen disolver empresas en caso de que esto suceda.

Sin embargo, reconoció que en México la corrupción y las fuerzas externas de firmas internacionales influyen para evitar que se apliquen dichas normas, además de la creencia de que se requiere compañías extranjeras como detonador económico en ciertos sectores.

Sostuvo que las "empresas de punta" en el país no tienen dicho estatus a escala mundial, ya que la tecnología y la industria de primer nivel se queda en naciones como Estados Unidos y no en México.

No obstante, los avances tecnológicos sí tienen ya un ligero impacto en algunos sectores, como los recientes recortes a la plantilla de trabajadores anunciados por la institución BBVA Bancomer en México, como consecuencia del proceso de transformación digital o por futuros ajustes en el sector manufacturero con nuevas tecnologías, pero no tendrán efectos mayores, agregó Alejandro Azamar, profesor del posgrado de economía en la Facultad de Estudios Superiores Aragón.

"El 95 por ciento de las empresas en México son pequeñas y medianas, es decir, papelerías, cocinas, herrerías. El cambio tecnológico, lejos de perjudicar, hasta aumentaría sus ventas. En cuestiones laborales por esta situación la tecnología ni siquiera entra, pero sí tiene efectos en las grandes empresas", señaló.

El cambio tecnológico se presentará a pesar de que haya resistencias, recalcó, pero el campo laboral se adaptará y surgirán nuevas necesidades, para lo cual también se requerirán trabajadores.

Desde la primera revolución industrial en el siglo XVIII han surgido posiciones alarmistas respecto al desplazamiento de la mano de obra por nuevas tecnologías, señalaron los académicos, pero éste será un problema mayor para otros países con mayores niveles de industrialización y tendrá efectos menores en México./a Jornada

también te puede interesar