El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Sobrepeso baja rendimiento laboral

Por: Claudia Cervantes

Quien padece de obesidad o sobrepeso, baja su rendimiento laboral en 50 por ciento e incrementa las probabilidades de ausentismo laboral, provocando mayores costos en seguridad social.

La OIT calcula que los empleados obesos tienen dos veces más probabilidades de ausentarse en el trabajo por complicaciones en la salud.

De acuerdo con un estudio de las doctoras A. A. Kassian Rank y L. Corral Kassian de la Universidad de Texas, es de reconocimiento casi general que el tratamiento de la diabetes debe considerarse prioridad nacional, en la que gobierno, empresas y sindicatos incluyan medidas preventivas dentro de programas que fomenten la educación alimenticia y una adecuada inversión de recursos como condición sine qua non.

Hoy en día se reconoce una relación directa entre algunas enfermedades y la productividad laboral. Pero, ¿cuáles son las enfermedades que se presentan con más frecuencia?, ¿son éstas las que más incidencia tienen sobre la productividad laboral?

Actualmente, se habla mucho de enfermedades típicas de empleados. Quizás por el impacto que ha tenido en la generación de otras dolencias, muchos colocan al estrés en la posición número uno.

Para la OIT en 2007 la diabetes afectaba a 180 millones de personas en el mundo. Una de las principales inquietudes es el incremento del ausentismo laboral que ésta ocasiona.

En el Plan Mundial con contra la Diabetes 2011-2021 se considera a la muerte precoz causada por la diabetes, uno de los componentes de la pérdida de ingresos, ya que muchos enfermos sufren complicaciones que les impiden trabajar, empujándolos hacia la pobreza en países sin protección social, o en aquellos en donde es ineficiente, como en México.

Este estudio afirma que el problema más inmediato está en países de ingresos medios y bajos, en donde tres de cada cuatro personas viven con diabetes. Se calcula que entre 2005 y 2015, las pérdidas alcanzarán los 558 mil millones de dólares en China, 303 mil millones en Rusia y 237 mil millones en India.

La OIT reconoce que en muchos países, el número de pacientes con diabetes está aumentando, y como consecuencia, hay una pérdida de horas de trabajo. Señala que la diabetes mal tratada o no tratada puede ocasionar complicaciones que tienen un impacto negativo en la productividad laboral.

Es posible que una persona que ha desarrollado complicaciones serias reduzca su nivel de responsabilidad en el trabajo. Este problema se presenta a escala mundial y se agrava al considerar la información de diversas fuentes, según las cuales, para el año 2030 habrá en el mundo 366 millones de diabéticos.

Mucho se ha dicho sobre la obesidad como principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la diabetes mellitus y las cardiovasculares (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, 2012).

“Alarmante resulta que un amplio número de quienes las padecen son personas entre 25 y 35 años, estrato muy productivo de México”, explicó.

también te puede interesar