El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Gobierno de AMLO enfrenta retos titánicos en ámbito laboral: Alcalde

Por: Redacción /Pulso Laboral

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que asumirá el 1 de diciembre, afrontará una “titánica” tarea para rescatar los derechos laborales de sus ciudadanos, dijo a Reuters la futura secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, al observar grandes rezagos en la materia.

México es la nación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) donde más horas se labora, con el salario mínimo más bajo, con elevadas denuncias de trabajo forzado e infantil y lamentables condiciones de seguridad y salud, según estadísticas del “club” de los países ricos.

La abogada de 31 años de edad que tiene una maestría en la Universidad de Berkeley aseguró que, a pesar del reto, los seis años que durará el próximo gobierno “son suficientes para hacer un cambio profundo, para rescatar al país”.

“Es titánico todo el contexto que estamos enfrentando en el mundo laboral y, en general, en términos de pobreza, desigualdad y violencia, que están totalmente vinculados con el mundo laboral”, dijo Alcalde en una entrevista con Reuters. “Es titánico pero también hay enormes posibilidades”.

Te interesa: Salario mínimo debe subir a 176 pesos… hasta 2024: Coneval

En julio, López Obrador ganó por amplio margen las elecciones presidenciales con la promesa de acabar con la violencia que azota a la segunda mayor economía de Latinoamérica, desterrar la corrupción y menguar la pobreza, que golpea casi a la mitad de la población.

Democracia sindical y mejores salarios

Como parte del plan para mejorar las condiciones de vida, Alcalde dijo que su partido, Morena, presentará al Congreso –donde tiene mayoría– las leyes secundarias que permitirán poner en marcha la reforma laboral aprobada a principios de 2017.

“Esperamos presentarlas próximamente, en las próximas semanas (para) garantizar que sea auténtica la representación de los trabajadores, que haya un verdadero diálogo social”, precisó Alcalde, quien fue diputada entre 2012 y 2015 y, un año antes, empezó a militar en Morena, el partido fundado por López Obrador.

Como parte de los cambios, no se permitirán los “contratos de protección”, como se les conoce a los firmados entre un patrón y un sindicato a espaldas de los trabajadores, muchas veces con el intercambio de dinero y prebendas.

“No importa de qué sindicato, de qué empleador o de qué empresa se trate, será una regla general que habrá que respetar”, advirtió.

Con la aprobación de las nuevas normas también se buscará dejar atrás las prácticas sindicalistas que, en votaciones inexistentes o señaladas de poco transparentes, eligen a líderes que permanecen en sus cargos por décadas, adelantó.

Pero aún está por verse el choque que podría causar con los poderosos sindicalistas cercanos al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Lee también: Conciliación y Arbitraje da visto bueno a elecciones en sindicato petrolero

Alcalde, confesa izquierdista, dijo que el objetivo de la próxima administración será duplicar los salarios en la frontera norte e incrementar el mínimo a 3,120 pesos al mes. A pesar del alza, la cifra seguiría colocando a México como uno de los países con el salario mínimo vital más bajo de Latinoamérica.

“Ningún hombre o mujer que viva de su trabajo puede vivir con el salario mínimo y es algo que no podemos seguir sosteniendo”, dijo. “Iremos año con año evaluando todas las posibilidades para que no haya ningún tipo de riesgo a la inflación”.

Los precios al consumidor se han vuelto a acelerar en los últimos meses y el Banco de México ha retrasado la convergencia a su meta del 3% para el primer semestre de 2020./Forbes

también te puede interesar