El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

El salario emocional: ¿una necesidad millennial?

Por: Redacción/El Pulso Laboral


Para la generación millennial y la generación Z insertarse en la vida laboral puede ser complicado. Sin embargo, hay una tendencia a la alza en el mundo y en México: el salario emocional.

Si bien muchas veces es difícil encontrar un sueldo alto, o siquiera justo, cuando se tiene poca experiencia; estas generaciones están optando por otro tipo de compensaciones no económicas.

Con este contexto es que ha surgido una nueva modalidad de salario que va ganando terreno en el gusto y corazón de los mexicanos y diversas firmas lo han sabido aplicar a la hora de negociar el salario de una vacante y atraer nuevos talentos a sus espacios de trabajo.

Se llama salario emocional y como era de esperarse los Milenials (24 - 37 años) y la Generación Z (menores de 23 años) son los "responsables" de que este se esté convirtiendo en una tendencia empresarial, con todo el pesar de los Baby Boomers (mayores de 54 años).

Pero, ¿qué es el salario emocional? Básicamente son retribuciones NO económicas que, según la bolsa de trabajo OCCMundial, hace felices a los empleados y provoca que su productividad se eleve hasta en un 33%, así como su nivel de compromiso con las compañías y por ende, su satisfacción y eficiencia en las actividades que elabora.

Lo anterior, asegura OCCMundial, reduce el 66% de los días perdidos por incumplimiento de metas; y a la vez se minimiza en un 51% el ausentismo por accidentes, incapacidades de trabajo o indisposiciones y problemas personales.

Estas son algunas de las prestaciones no económicas, las personas estarían dispuestas a aceptar a pesar de no tener un sueldo en mano muy elevado:

Horario flexible: Si bien las jornadas laborales son de 8 horas, los Milenials y la Generación Z valoran el no tener un horario estricto de entrada o de salida pues para ellos lo importante es alcanzar las metas.

Home office: Aprecian el trabajo desde casa o cualquier otro espacio sin necesidad de estar todo el tiempo en la oficina.

Capacitación profesional: Cursos, talleres, diplomados, maestrías y doctorados que impulsen la carrera profesional del empleado.

Promociones y movimiento: Ascensos o un cambio a una área que se adapte mejor a las habilidades de un empleado.

Posibilidad de involucrarse en proyectos de responsabilidad social.

Guardería: Para niños pequeños en el mismo lugar de trabajo, o para escolares durante las vacaciones

Días libres: Por su cumpleaños o el de familiares.

Espacios de ocio: Salas de descanso, juegos o televisión, así como gimnasios u otras área que ayuden a desconectarse del trabajo.

Beneficios de oficina: Contar con las herramientas para realizar el trabajo de la mejor manera, al igual que pequeños detalles como desayunos o comidas por cuenta de la empresa.

Descuentos de empleado: En los productos de la empresa o en los de los clientes de la firma./Imagen Radio

también te puede interesar