El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Senado castiga sueldos que exceden tope presidencial

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Ante la inminente entrada en vigor de la ley de salarios máximos, el Senado reducirá el sueldo a 40 empleados, pues sus ingresos netos mensuales rebasan 116 mil pesos.

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos establece que ningún funcionario debe ganar más que el Presidente de la República, tope fijado en 108 mil pesos. Aunque son 232 los empleados del Senado que perciben más que eso, una vez hechas las retenciones sus ingresos son menores a 100 mil pesos, por lo que la reducción afectará a 40 solamente.

De ellos, 38 son secretarios particulares de los órganos de gobierno de la Cámara o coordinadores administrativos de las bancadas, puestos ocupados por simpatías políticas de los partidos.

Serán 40 los empleados del .Senado a quienes tendrán que disminuirles sus salarios mensuales, a partir de la aplicación de la llamada Ley de Salarios Máximos, porque sus ingresos netos superan los 116 mil pesos.

Aunque a nivel de salario bruto mensual son 232 los empleados del Senado que ganan más de 108 mil pesos, una vez hechas todas las retenciones, sus ingresos reales son menores a los 100 mil pesos, por lo que serán sólo 40 trabajadores quienes tendrán que disminuir sus ingresos.

De estos 40 empleados que ganan actualmente más de 108 mil pesos mensuales, de acuerdo con la nómina y el Manual de Percepciones a aplicarse en este año, 38 pertenecen al nivel 34, en el cual se agrupan los secretarios técnicos AA; secretarios particulares de la Mesa Directiva, de l junta de Coordinación y el Instituto Belisario Domínguez; los coordinadores administrativos de los grupos parlamentarios y el coordinador de Comunicación Social.

Todos esos puestos son ocupados por simpatías políticas de los partidos políticos que integran el Senado. Sus salarios brutos mensuales son de 248 mil 100.8 pesos, pero después de descuentos su salario neto es de 116 mil 500 pesos.

Los dos empleados restantes son los secretarios generales de Servicios Administrativos y Parlamentarios, cuyos salarios brutos mensuales son de 254 mil 237.5 pesos, pero después de retenciones y descuentos su salario neto real es de 117 mil 900 r pesos.

De acuerdo con la nómina del Senado y con el Manual de Percepciones de las Senadoras, Senadores y Servidores Públicos de Mando y la Información Relativa al Capítulo de Servicios Personales, publicado en el Diario Oficial de la Federación, son 232 los empleados del Senado que tienen salarios brutos superiores a los 128 mil 525 pesos mensuales, lo que implica una carga nominal anual de 456 millones 980 mil 400 pesos.

El salario bruto es la cantidad que se considera en una nómina antes de las retenciones de impuestos que se hacen a los trabajadores.

Una vez hechos los descuentos correspondientes, el resultado se conoce como salario neto y ese es el ingreso real que perciben los trabajadores.

Para el caso del Senado, de ese universo de 232 empleados que tienen un salario bruto superior a los 128 mil pesos, una vez que se hacen todos los descuentos y retenciones se observa que sólo 40 empleados son los que tienen salarios de al menos 116 mil pesos; el resto, es decir, 192, reciben un salario neto de máximo 100 mil pesos.

En unos días más entrará en vigor, por orden del Senado de la República, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, conocida popularmente como Ley de Salarios Máximos, que ordena que ningún funcionario público puede ganar más que el Presidente de la República.

Hasta el momento, ningún trabajador del Senado gana más que el presidente Enrique Peña Nieto, quien tiene un salario bruto mensual de 209 mil 135.92 pesos, que una vez hechos los descuentos queda en un salario neto mensual de 142 mil 3.43 pesos.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, anunció que ganará 108 mil pesos mensuales netos, lo que obligará al Senado de la República a hacer los ajustes a la baja a todos sus empleados, proceso que ya comenzó dado que en esta instancia legislativa se aplica la política de austeridad desde el 1 de septiembre, pero que será una realidad para todos los trabajadores a partir de que se hagan las adecuaciones salariales./Excélsior

también te puede interesar