El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

60 mil laboraban en el NAIM, y ahora...

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Cerca de 60 mil trabajadores que laboran de manera directa e indirecta en las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, están en total incertidumbre, debido a que desconocen hasta cuándo podrán tener un empleo, tras haberse cancelado la construcción de esa nueva terminal Aérea, comentó Máximo Reyes Vilchis, delegado general del Sindicato Titular del Contrato Colectivo (SITRAM).

Por lo que llamó al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para que sea consciente y sensible, con los asalariados se encuentran laborando en Texcoco pues son la parte más sensible de la estructura social junto con sus familias, "creo que se debe de pugnar por el bienestar de ellos".

El representante de los trabajadores subrayó que México necesita crear fuentes laborales y no cancelar una obra que en su mayor auge pudo haber contratado a más de 200 mil trabajadores y ya en su operación, más de 20 mil.

En una entrevista, detalló que aún no han sido notificados por parte del Grupo Aeroportuario sobre la terminación de su empleo y de ocurrir, deberán ser finiquitados y pagar las millonarias penalizaciones que se tendrán.

Tampoco saben si existe algún proyecto para contratar a los trabajadores en el Aeropuerto de Santa Lucia. "No sabemos qué va a suceder y respecto a la posibilidad de que se les incorpore a la construcción de otro aeropuerto y sobre todo pues en el pago de los finiquitos e indemnizaciones que legalmente les corresponden".

De ahí que puntualizó que primero deberán ser finiquitados y luego contratados, además de que implica volver a hacer los planos, estudios de impacto ambiental y una serie de cuestiones que no se hacen de un día a otro ya que el actual aeropuerto lleva un avance de 33%.

Reyes Vilchis, delegado general del Sindicato de los trabajadores del aeropuerto, platicó que hay una gran incertidumbre entre los 15 mil trabajadores que laboran de manera directa en esa obra, así como de los 45 mil indirectos.

Si bien están conscientes de que a partir del lo. de diciembre van a perder su empleo, esto es sólo "aparentemente", porque nadie les ha informado y en el caso de una cancelación, tiene que ser el Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, quien suspenda los trabajos.

Por lo que recordó que hay compromisos firmados a través de contratos de obra con diversos contratistas y subcontratistas que al cancelarse la obra, trae muchas consecuencias de toda índole, sobre todo económicas por la serie de penalizaciones o que se cancelen sin ninguna razón los contratos de obra.

El dirigente sindical resaltó que las penalizaciones son de diversa índole pero fundamentalmente la económica al pagar indemnizaciones de contratos millonarios de las áreas de construcción, transporte y todo lo que implica la construcción del aeropuerto.

Máximo Reyes afirmó que miles de personas están inquietas por el futuro del proyecto, y a horas de que llegue el nuevo gobierno, no han recibido ninguna notificación lo que preocupa a la organización sindical, titular del contrato colectivo "pues aparentemente han acordado con los contratistas y los empresarios; pero no así, con la parte más sensible que son los trabajadores"./La Prensa

también te puede interesar