El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Despidos en GM, advertencia sobre el efecto del cambio tecnológico

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Durante generaciones, el sendero profesional para los muchachos inteligentes en Detroit y sus alrededores era graduarse de ingeniería o negocios y entonces ser contratados por un fabricante de autos o sus piezas. Si uno trabajaba arduamente tenía empleo de por vida, con suficiente dinero para mantener una familia, tomar vacaciones y comprar una cabaña para fines de semana en el norte de Michigan. 

Ahora esa ruta -una vez confiable para la prosperidad- parece estar desapareciendo, como evidencia el anuncio de General Motors (GM) esta semana de que planea eliminar 8 mil empleos de cuello blanco, aparte del despido de los 6 mil obreros que ya había anunciado. 

Fue una advertencia aleccionadora de que en esta era de cambios tecnológicos rápidos y radicales aquellos con educación universitaria no están protegidos del tipo de ceses que los trabajadores fabriles conocen bien. 

Los despidos reflejan una transformación en curso en la industria automovilística y la economía estadunidense en general, con casi todo tipo de negocio orientado ahora hacia las computadoras, el software y la automatización. 

"Es una megatendencia que permea la economía", dijo Mark Muro, socio en el centro de estudios Brookings Institution, quien ha investigado los cambios causados por la era digital. 

Ciudades que perdieron empleos manufactureros hace décadas están lidiando ahora con el problema de menos oportunidades para empleados de cuello blanco, como gerentes, abogados, banqueros y contadores. Es un fenómeno visto en lugares como Wichita, Kansas, que está viendo despidos en su industria aeroespacial, y en Wisconsin, que han perdido empleos en los sectores de autos, maquinariay muebles. 

En el caso de GM, los empleos que serán eliminados mediante paquetes de liquidación y despidos son mayormente de trabajadores expertos en el motor de combustión interna: ingenieros mecánicos y otros que pasaron sus carreras trabajando con inyectores, transmisiones, sistemas de emisiones y otros componentes que no serán necesarios en vehículos eléctricos que al final se conducirán de forma autónoma. 

GM, el mayor fabricante de autos en el país, dice que ése es el futuro. 

"Se trata de personas que hicieron una inversión sustancial en su educación", dice Marina Whitman, profesora de negocios y políticas públicas en la Universidad de Michigan y ex economista principal para GM. "Las transiciones pueden ser extremamente dolorosas para un grupo de personas". /La Jornada 

también te puede interesar