El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Carece México de una política salarial: Coparmex

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

Uno de los problemas más perjudiciales en México, lo es la carencia de una política salarial que garantice condiciones para una vida honrosa de los trabajadores, señaló Gustavo de Hoyos Walter, presidente de Coparmex. 

Por ello, indicó que en Coparmex "estamos convencidos que se requiere un cambio normativo de gran calado para dar vida a una nueva cultura salarial a nivel nacional". 

Señaló que desde diciembre de 1982 a la fecha, el salario mínimo general en México se redujo en términos reales en un 55%. Actualmente, y a pesar de los dos incrementos más recientes, solo alcanza a cubrir el 89% de la canasta alimentaria y no alimentaria de acuerdo con cifras de Coneval, es decir, se ubica por debajo de la línea de bienestar. 

En el contexto internacional, destacó que el salario mínimo mexicano es uno de los más bajos. 

Tan sólo por referir nuestro entorno regional, en Latinoamérica es superior al nivel salarial de Cuba y Venezuela. De hecho, el promedio en la región es de 335 dólares mensuales, mientras que en México es de sólo 142 dólares, brecha que limita el desarrollo del país. 

Para revertir esta situación, una de las propuestas que se han discutido recientemente en el Poder Legislativo, es la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami). 

El líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana consideró que la Conasami ya no responde a las necesidades del país en materia de política salarial, al tener un mandato limitado y no la capacidad legal para definir y administrar una estrategia amplia de remuneraciones que va más allá de fijar los salarios. 

Por ello, se pronunció por transformar la Conasami en una Comisión Nacional de Remuneraciones, que cuente con un mandato amplio para desarrollar y administrar la política nacional en la materia. 

Coparmex propuso que la nueva Conare vaya más allá de sólo fijar el salario mínimo general y los salarios mínimos profesionales. 

Que tenga múltiples atribuciones que vayan desde la elaboración de políticas salariales y de prestaciones de largo plazo, hasta el desarrollo de propuestas de políticas tributarias que potencien el poder adquisitivo de los trabajadores. /La Prensa

también te puede interesar