El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

No habrá alzas ni despidos

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Los incrementos al salario mínimo que se aplicarán a partir de 2019, no ocasionarán aumento de precios ni despido de trabajadores, porque es reducido el impacto que tendrá sobre la mayoría de las empresas de México. 

Señaló el presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos al descartar que el nuevo salario mínimo provoque un "efecto faro"; es decir, que ocasione un incremento en los sueldos generales en la misma proporción. 

Por ello, reiteró que elevar los salarios generales superiores al mínimo, durante 2019 sólo se deben realizar en la medida que aumente la productividad de las empresas, y su revisión se debe mantener de manera individual e independiente empresa por empresa, como siempre ha ocurrido. 

Los aumentos, expuso, fueron consultados por los integrantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), incluso con el Banco de México, con el objetivo de que no tuvieran efectos inflacionarios. 

La Conasami, subrayó, determinó de manera consensuada aumentar 5% el mínimo general, al que se le abona un importe de ajuste para incrementar de 88.36 a 102.68 pesos diarios, en tanto que en la frontera norte creció a 176.72 pesos, lo que representó un aumento de 100% de manera global. 

"La Conasami llegó a tal determinación con la participación de todos los sectores, después de efectuar estudios en los que se analizaron los posibles impactos de esa medida sobre las empresas y la economía en general", subrayó. 

El líder de la Concanaco, enfatizó que de los 20 millones de empleos formales registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, sólo 170 mil están tabulados con salario mínimo, por lo cual el alza registrada no debe de impactar considerablemente sobre la mayoría de las empresas. 

Indicó que en la frontera norte del país, en donde se incremento 100% el salario mínimo, el impacto que tenga sobre las empresas será compensado con la baja a la mitad del Impuesto al Valor Agregado (IVA), quedando en 8% y del Impuesto Sobre la Renta (ISR), al 20%. 

"El alza de los salarios mínimos no tiene ya un efecto inflacionario, como sucedía en años pasados, cuando servía de base para subir en la misma proporción multas, pagos de derechos y otros indicadores que se movían de acuerdo a los ajustes al mínimo, actualmente se cuenta con la Unidad de Medida de Actualización (UMA) para esa referencia", asentó.

José Manuel López, precisó que desde el 30 de diciembre de 2016 la sustitución del salario mínimo por la Unidad de Medida y Actualización (UMA), como punto de referencia para definir el nivel de multas y cobros de servicios públicos, permitió reducir los efectos inflacionarios que generaban los incrementos a los salarios mínimos. 

Consideró que se deben reconocer los gastos aparejados al salario mínimo, como la seguridad social, para que sean elementos deducibles para las empresas en sus declaraciones de impuestos, y no se convierta en un incentivo perverso para la informalidad. /La Prensa

también te puede interesar