El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Comienza corredera de personal en Matamoros.

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Como consecuencia de las huelgas ocurridas en Matamoros, donde trabajadores demandan incremento salarial del 20 por ciento y bonos de 32 mil pesos (20-32), maquiladoras en el centro del estado comenzaron a recortar su producción y despedir personal.

Por su parte, los obreros comenzaron a dar muestras de inconformidad con sus empleadores y sindicatos. La maquiladora Kemet, dedicada a realizar la manufactura de capacitores de tantalio y cerámica, anunció el cierre de dos de los cuatro turnos con los que venía operando hace tiempo y se confirmó el despido de cuando menos 700 trabajadores.

La secretaria general del Sindicato Industrial de Maquiladoras, María Dolores Zúñiga Vázquez, señaló que sindicato y empresa están buscando alternativas para evitar más despidos, y reconoció que la crisis laboral que estalló en Matamoros está afectando a todo el estado. 

La líder sindical prometió a los trabajadores que estarán vigilantes de que sean liquidados conforme a la ley, pero reconoció que el sindicato no puede obligar a la empresa a no cerrar turnos debido a que así lo contempla el contrato colectivo de trabajo, aunque algunos de sus compañeros no están de acuerdo.

DEMANDAN PRESENCIA DE AUTORIDADES FEDERALES

Trabajadores de la maquiladora Spring Window Fashion, empresa líder en la fabricación de persianas, se manifestaron para desconocer a su representante sindical, Leonardo Vázquez, afirmando que no responde a los intereses de la agrupación. 

Con gritos de fuera, fuera Leo, así como pancartas de rechazo a su dirigente, los inconformes demandan su salida del gremio para dar paso a quienes consideran si los podría representar mejor.

Los manifestantes permanecen afuera de las instalaciones de la empresa y demandan la presencia de representantes la Secretaría del Trabajo federal para iniciar pláticas con la empresa y una comisión representativa de los empleados.

En esta manifestación participan más de doscientos trabajadores, quienes demandan claridad en el manejo de los recursos, dado que no se les informa en qué se gastan sus cuotas, además de que cuando sufren alguna enfermedad o accidente laboral no los canalizan al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Los trabajadores recolectan firmas para ser integrados a otra agrupación con el fin de recibir la protección adecuada y beneficios a los que por ley tienen derecho. La líder sindical María Dolores Zúñiga Vázquez mencionó que se requiere de la firma del 50 por ciento más uno para solicitar el cambio de representación ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. /El Sol de México 

también te puede interesar