El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Salarios contractuales aumentaron en marzo 6.5% en promedio

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Los salarios contractuales negociados en la jurisdicción federal tuvieron en marzo un incremento promedio de 6.5 por ciento, el mayor para ese mes en 18 años y superior a la inflación del periodo, mostró información oficial.

El resultado de las revisiones mejoró la previsión de analistas financieros y reflejó la recuperación del poder de compra derivado del aumento en los minisalarios, opinaron especialistas.

En marzo de este año la inflación anual fue de 4 por ciento, de acuerdo con un reporte publicado el martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El incremento de los salarios contractuales en marzo, de 6.5 por ciento nominal, fue de 2.4 por ciento en términos reales, es decir, descontado el efecto de la inflación, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social publicados este miércoles.

Así, se acumularon cinco meses en que, de manera consecutiva, el alza de los salarios contractuales negociados en la jurisdicción federal superó la inflación. Ello implica una mejoría en el poder de compra de los trabajadores que participaron en esas negociaciones, dado que su salario ha crecido por encima del promedio de los precios.

En noviembre de 2018, los salarios contractuales negociados en la jurisdicción federal tuvieron un incremento en términos reales –descontado el efecto inflacionario– de 0.53 por ciento; un mes después fue de 1.6 por ciento, también real.

Ya en este año, los incrementos en términos reales fueron: 0.82 por ciento en enero, 2.12 por ciento en febrero y 2.4 por ciento en marzo, según los datos oficiales.

En términos nominales, es decir, sin descontar la inflación, el incremento de 6.5 por ciento en marzo fue el mayor para ese mes en 18 años. Lo mismo ocurrió si el parámetro empleado es la medición en términos reales.

El incremento a los salarios contractuales de 6.5 por ciento en marzo resultó por arriba del mes anterior, cuando fue de 6.1, y al de marzo de 2018, que fue de 5.5 por ciento.

Analistas financieros habían previsto que en marzo pasado el aumento promedio de los salarios contractuales sería de 5.7 por ciento, recordó  el área de análisis del Grupo Financiero Banorte.

El fuerte incremento reportado en el transcurso del año está explicado en buena medida por el aumento de 16 por ciento al salario mínimo, que entró en vigor el primero de enero, explicaron Juan Carlos Alderete, Francisco Flores y Miguel Calvo, analistas de Banorte.

Adicionalmente, la continuación de las huelgas, particularmente en Tamaulipas (donde los aumentos contractuales fueron en promedio de 15.5 por ciento en marzo), han tenido impactos localizados en las negociaciones. A esto hay que añadir que muchos empleados continúan pidiendo ajustes por arriba de lo que se había visto previamente, tras dos años con una inflación elevada, añadieron. //La Jornada 

 

 

también te puede interesar