El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Tendrán sindicatos que ir a democracia: Luisa María Alcalde

Por: Redacción/El Pulso Laboral

La reforma laboral obligará a los sindicatos de la IP y a los de Pemex, CFE e IMSS a abrirse a la democracia sindical. 

Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en entrevista con La Silla Roja, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador no controlará estas agrupaciones, ni copiará el esquema en el que operaban como brazos políticos. 

"La idea", aseguró, es que haya democracia. 

Sin embargo, aclaró esta no aplicará para sindicatos del gobierno que están en el Apartado B del artículo 127. 

También dijo que los trabajadores podrán elegir el sindicato y contrato al cual se afiliarán, lo que no quiere decir que vaya a haber varios sindicatos para una empresa. 

No hay que confundir el que haya varios sindicatos; será uno el que tendrá la titularidad del contrato colectivo. 

La reforma laboral que aprobaron los diputados y está por pasar el filtro del Senado, obligará a los sindicatos de Pemex, CFE, IMSS y otros, a abrirse a la democracia, ya que la Ley Federal del Trabajo (LFT) establece el voto personal, libre y secreto para que las negociaciones colectivas cuenten con el respaldo de los trabajadores, afirmó Luisa María Alcalde. 

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) aseguró que en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no se controlarán sindicatos ni se copiará el esquema del anterior régimen, en que los sindicatos eran un brazo político del partido en el gobierno, por el contrario, afirmó que la reforma garantiza libertad y procesos democráticos. 

La idea es que haya democracia en todos lados, incluyendo estos sindicatos, esta reforma es para el Apartado A de la Constitución (sector privado no aplica para la CNTE o SNTE, pero sí para Pemex, para la CFE y el IMSS, pero lo interesante es eso, no se había permitido que los trabajadores dijeran sí o no a este sindicato o contrato, dijo. 

Entrevistada en el programa La Silla Roja, de El Financiero Bloomberg, consideró que la reforma laboral servirá para terminar con prácticas viejas donde el sindicalismo mexicano decía que el presidente es el primer obrero del país o como escenarios de más huelgas en el país, como sucedió al inicio de este año en Matamoros en empresas maquiladoras. 

Siempre la huelga será un derecho, es un arma que tienen los trabajadores para presionar, siempre estará ahí, pero con la reforma laboral se reduce la posibilidad de tener huelgas como las de Matamoros, porque el hecho de tener representaciones sindicales más auténticas, garantizan el diálogo y que no se tenga que llegar a la huelga, expuso. 

La titular de STPS dijo que con la reforma a la LFT se evitarán extorsiones sindicales, ya que los trabajadores serán los que decidan si quieren o no pertenecer a determinado sindicato, o bien, si están de acuerdo en los términos del contrato colectivo de trabajo. 

Lejos de tener riesgos, lo que habrá es una negociación colectiva auténtica que nos va a traer dialogo y productividad. El contrato colectivo es el corazón de las relaciones laborales y se perdió su importancia, afirmó. 

Alcalde Luján rechazó que con la nueva reforma haya proliferación de sindicatos en una misma empresa, que es una de las principales preocupaciones del sector empresarial. 

No hay que confundir el hecho de que haya varios sindicatos, será un solo sindicato el que tendrá la titularidad del contrato colectivo. Ha habido confusión pero el contrato no podrá estar firmado con 3 o 4 sindicatos. Solo aquel sindicato que ostente la mayoría de trabajadores con un recuento es el que va a tener la titularidad del contrato, dijo. 

FIN A SINDICATOS BLANCOS 

La funcionaria dijo que la reforma acaba con los sindicatos blancos o llamados de protección patronal, va a tener que haber necesaria5 mente ese acercamiento con los £ trabajadores porque vas a requerir su respaldo, el sindicato no podrá firmar un contrato colectivo si no tiene el respaldo de los trabajadores, eso va a revitalizar la vida sindical. 

Alcalde mencionó que la democratización de los sindicatos es uno de los tres pilares de la reforma laboral. Los otros dos son, en primer lugar, un cambio radical en el sistema de impartición de justicia laboral para pasar de juntas de conciliación y arbitraje a tribunales laborales. En segundo, la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que se encargará de la conciliación previa a los juicios y del registro de sindicatos y contratos colectivos. 

La reforma laboral fue aprobada por los diputados la semana anterior, con 457 votos a favor, en la cual se modificaron 535 de mil 10 artículos de la Ley Federal del Trabajo (LFT) Falta la aprobación de los senadores. 

Entre los cambios, se fijan las reglas para la selección de líderes sindicales, quienes serán sujetos al voto personal, libre, directo y secreto, e instaura mecanismos para garantizar que los trabajadores sean realmente representados. 

Lo interesante es que no se había permitido que los trabajadores dijeran sí o no a este sindicato o contrato. El contrato colectivo es el corazón de las relaciones laborales y se perdió su importancia. LUISA MARÍA ALCALDE Titular de la STPS.//El Financiero 

también te puede interesar