El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Empresarios alistan los objetivos de la reforma laboral

Por: Redacción/El Pulso Laboral

A casi dos meses de la entrada en vigor de la reforma laboral, las empresas buscarán el diálogo y la conciliación con sindicatos para mantener la paz laboral, coincidieron los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín; de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos Walther, y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, José Enoch Castellanos Férez.

De acuerdo con los dirigentes empresariales también llevarán a cabo jornadas de trabajo para concientizar a los dueños de empresas sobre los cambios que comprende la nueva legislación y capacitarlos en las nuevas disposiciones en la materia.

“La reforma ya se dio y ahora tenemos que mirar hacia adelante. No es la reforma que nos hubiera gustado, ni la que haga al país más competitivo, pero tenemos que dar cumplimiento a ley”, señaló de Hoyos Walter.

Salazar Lomelín destacó que “garantizar la paz laboral es fundamental para alcanzar el bienestar social de nuestro, país ya que permite acelerar el desarrollo industrial y comercial, lo que genera mejores fuentes de trabajo y oportunidades para los mexicanos”.

El representante de la máxima cúpula empresarial señaló que se debe evitar “en lo posible” los emplazamientos a huelga, demandas de titularidad, paros ilegales, suspensión de trabajos que obstaculicen el desarrollo, siempre cuidando que no se afecten los derechos de los trabajadores.

Dijo que además se debe tener en cuenta que “cualquier incremento a la remuneración del trabajo debe ser consecuencia de la mejora en la productividad, la competitividad y en el respeto de los derechos de ambas partes de la relación laboral”.

NO HAY PRESUPUESTO

La implementación de la reforma laboral genera dudas en el sector privado debido a que no se contemplaron los requerimientos presupuestarios que demandará la creación de un nuevo órgano administrativo, la creación de los tribunales laborales y la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Jaime Bustamante, director jurídico para México, Caribe y Centroamérica de la consultoría especializada en capital humano Manpower Group, indicó que aunque se contempla un periodo de cuatros años para poner en marcha todos los cambios legislativos, se requiere un presupuesto permanente que los respalde.

 

“En la medida que el gobierno federal no designe los recursos adecuados para que las Juntas de Conciliación y Arbitraje, que todavía deberán de continuar operando, puedan desahogar de manera eficiente y acertada los asuntos que tienen en el tintero, se agudizará su saturación. Además se requiere contemplar un gasto adicional para crear, contratar y capacitar al personal del nuevo órgano administrativo y de los nuevos tribunales”.

De acuerdo con el experto, este doble gasto deberá hacerse para poder hacer una transición en tiempo y forma.

“Se requerirá contemplar un presupuesto lo antes posible, así como mucha transparencia en la asignación y utilización de los recursos para implementar las medidas que son necesarias para ejecutar la reforma, sobre todo si se considera que históricamente uno de los grandes problemas en la impartición de la justicia laboral ha sido la escasez de recursos”

también te puede interesar