El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Aumento en salarios genera polémica al interior de Banxico

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Los salarios negociados entre trabajadores y empresas en el ámbito federal en México registraron un aumento de 6.1 por ciento nominal en el pasado junio, el mayor para un mismo mes desde el año 2001, de acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Una vez descontada la inflación, es decir en términos reales, el aumento a los salarios fue de 2.09 por ciento, uno de los mayores en lo que va del 2019, con base en cifras de la STPS.

Mientras que en promedio, los salarios han reportado un aumento de 5.9 por ciento en el primer semestre de este año, el mayor para un mismo lapso desde el 2002.

“Seguimos creyendo que este fuerte avance se explica en mayor medida por el aumento de 16 por ciento al salario mínimo que entró en vigor en enero. Lo anterior, en conjunto con la desaceleración económica, ayuda a explicar la moderación en la creación de empleos formales. A esto hay que añadir que muchos empleados continúan pidiendo mayores ajustes tras dos años con una inflación por encima del objetivo de Banxico”, de acurdo con especialistas de Banorte.

El comportamiento de los salarios ha contribuido a mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores y el desempeño del consumo, pero también ha generado preocupaciones para el Banco de México, por su incidencia que pueden tener en lograr menores tasas de inflación.

“Dada la magnitud de diversas revisiones salariales se generen presiones de costos, en la medida que estas superen las ganancias en la productividad”, de acuerdo con el último anuncio de política monetaria del Banco de México, dado a conocer el pasado 27 de junio.

Sin embargo, dicha postura no es compartida por todo los integrantes de la Junta de Gobierno del instituto central.

“Difiero también del énfasis en el aumento del salario mínimo como un riesgo al alza en la inflación. A cinco meses de dicho aumento, no existe ninguna evidencia convincente de que esto esté ocurriendo en la realidad”, sostiene el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel Hernández.

Por el momento, efectivamente no hay una señal clara de que los salarios estén afectando negativamente al comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

La inflación en México aumentó 0.06 por ciento en el pasado junio, el menor para un mismo mes desde el año 2013, de acuerdo con datos del Inegi.

El crecimiento de los precios al consumidor reportó un incremento de 3.95 por ciento en el sexto mes del año, el menor desde el pasado febrero, y también por debajo del rango máximo de tolerancia del Banco de México del 4 por ciento.

“Continuamos esperando incrementos salariales entre 5-6 por ciento anual. En nuestra opinión, los factores arriba mencionados continuarán jugando un papel importante en las negociaciones de los próximos meses, tomando en cuenta que los trabajadores que aún no han obtenido este ajuste salarial continúan considerándolos”, de acuerdo con la visión de los analistas de Banorte.//El Financiero 

también te puede interesar