El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Segunda fase de reformas laborales, a debate

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Que la reforma laboral del 1 de mayo fue trascendental, no hay debate. Juristas, trabajadores, empresarios y gobierno lo expresan así. Sin embargo, la queja de algunos líderes sindicales es la elección directa. La de los empresarios, que se fomente una “súper sindicalización” que dificulte las negociaciones contractuales.

Esta semana, senadores, representantes de sindicatos y de la iniciativa privada, así como académicos y especialistas, analizarán nuevamente esos cambios y los pendientes que quedaron fuera del primer paquete de modificaciones a la Ley Federal Trabajo (LFT).

El Parlamento Abierto, convocado por la Cámara Alta, se llevará a cabo entre el 23 y 25 de julio y pondrá sobre la mesa temas sobre equidad laboral, discriminación y acoso en los espacios de trabajo, derechos de las trabajadoras del hogar, democracia sindical y negociación colectiva, justicia laboral y regulación del outsourcing.

Las fracciones parlamentarias en el Senado aprovecharán este nuevo foro para presentar sus nuevas prioridades legislativas en material laboral. Entrevistados por El Economista, los representantes de los grupos parlamentarios mayoritarios en la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Alta coinciden en la necesidad de regular la figura de la tercerización, conocida como outsourcing, para cerrarle la puerta a las malas prácticas, y avanzar en cambios para mejorar las condiciones de los trabajadores.

Ejes principales, intocables

Y aunque el Poder Legislativo apuesta por una segunda fase de reformas laborales, los senadores de Morena, el PAN y Movimiento Ciudadano (MC) descartan modificar los ejes centrales de la reforma recientemente promulgada. El PRI, por su parte, busca que cambien aspectos centrales de la democracia sindical para dar marcha atrás, por ejemplo, a la elección de dirigentes por voto directo.

En ese sentido, Napoleón Gómez Urrutia (Morena), presidente de la Comisión de Trabajo, aclara que el Parlamento Abierto será para evaluar lo que se hizo en el periodo ordinario pasado e incluir temas que quedaron fuera de la discusión de la reforma anterior. Sin embargo, los cambios sobre democracia sindical en vigor no serán modificados, especialmente el voto directo y la libertad de afiliación, como lo demandan las centrales obreras afiliadas al PRI.

“No es un espacio de una contrarreforma, es un espacio para adecuaciones a la reforma. No son temas menores, pero son adecuaciones que habrá que considerar porque muchas de éstas afectan a todas las organizaciones sindicales del tinte político que sean y desde luego, a las empresas”, enfatiza Gómez Urrutia.

El tema que sí se revisará, explica, será el de las cuotas sindicales, ya que el carácter voluntario con el que quedaron definidas en la LFT impacta las finanzas de los sindicatos.

“Es algo que afecta a todos los sindicatos de todas las tendencias políticas. Eso hay que analizarlo, discutirlo y, por supuesto, modificarlo. Una cuota es como en cualquier organización civil o social, las personas que quieren pertenecer a esa organización tienen que pagar una cuota”, detalla. //Factor Capital Humano 

también te puede interesar