El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Como colesterol, hay outsourcing bueno y malo: Luisa Alcalde

Por: / El Pulso Laboral

El outsourcing “es como el colesterol, hay bueno y hay malo solo que éste último ha proliferado más”, afirmó la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

Al participar en el Parlamento Abierto que se realiza en el Senado sobre el dictamen para regular la subcontratación, la funcionaria expuso que esta figura ha sido polémica por la cantidad de abusos en los que se ha caído, por lo que vale la pena distinguir lo que se vale y no en esta materia.

“La subcontratación es como el colesterol: hay del bueno y hay del malo. Y lo escucharán bastante en este foro, seguramente. Y es muy ilustrativo, porque vale la pena siempre distinguir, ya que quienes utilizan y abusan de la figura quisieran que metiéramos a todos en la misma bolsa”, manifestó.

Denunció que en administraciones pasadas hubo complicidad y la dependencia no hizo inspecciones a empresas que incurrieron en la subcontratación ilegal.

Sin embargo, subrayó, esta administración ya inició revisiones para detectar “prácticas abusivas” en materia de outsourcing y armó un grupo de coordinación con el IMSS, el Sistema de Administración Tributaria, la Procuraduría Fiscal, el Infonavit y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que planea estrategias más focalizadas para ser efectivos y eficaces en la contratación.

En entrevista, Alcalde precisó que hasta ahora se han inspeccionado 6 mil empresas y el objetivo es desmontar estas redes que se han vuelto más complejas, pues mezclan no solo el daño a los trabajadores, sino que afectan a las instituciones de seguridad social.

Por ello, es importante discutir en el Legislativo qué puede hacer más eficiente el combate al fraude a los trabajadores, al fisco y a los institutos de seguridad social, añadió.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, advirtió que “se acabó la fiesta”, porque México no puede mantener una política de outsourcing ilegal tolerado.

“Hoy tenemos un diagnóstico claro de cuál es la problemática. Ya el maestro Zoé Robledo ha planteado la pérdida de los 21 mil millones de pesos anuales del Instituto Mexicano del Seguro Social.

“También el SAT ha planteado la pérdida de 324 mil millones anuales por defraudación de naturaleza fiscal a partir de las factureras. Y evidentemente todos recordamos la problemática vinculada con la relación entre el outsourcing ilegal y otros fenómenos delictivos, que vinculan empresas fachada y factureras, entre otros”, afirmó.

Reveló que resultado de ese grupo de coordinación, se analizó la información de los sujetos relacionados con outsourcing ilegal vigentes en enero de 2020 “y encontramos 3 mil 70 reportes de operaciones inusuales detectada por el sistema financiero”.

Zoé Robledo, director general del IMSS, dio a conocer que en diciembre pasado la institución detectó 14 mil 553 empresas que dieron de baja a absolutamente todo su personal, toda su nómina y no son compañías chicas, van de 101 trabajadores hasta 500 empleados y para arriba.

Agregó que muchas ya están detectadas y se sabe que en enero empezaron a contratar otra vez a su mismo personal con al menos 64 mil trabajadores en esa situación.

Esas empresas, advirtió, deben saber que pueden enfrentar problemas y estar obligadas a pagar millones de pesos, porque cuando el trabajador se jubile podrá reclamar sus derechos irrenunciables.

A su vez, el procurador fiscal, Carlos Romero, recordó que la defraudación fiscal por encima de 7.8 millones de pesos ya está tipificado y podría ser también delito contra la nación. /Milenio