El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Falta de empatía por Covid-19 pasará factura a empresa: Mercer

Por: Redacción/El Pulso Laboral

En México no hemos llegado a lo peor de la pandemia por Covid-19, por lo tanto, el final no se alcanza a ver claro. Lo único seguro es el aumento de contagios y otro pronóstico más: “los trabajadores se van a acordar perfectamente de cómo los tratamos durante esta crisis”.

Rogelio Salcedo, líder de Carrera de Mercer, una consultoría global en recursos humanos, advierte que la falta de empatía de las empresas, y los líderes, con los colaboradores en este momento será una factura que cobren en unos meses.

En México no hemos llegado a lo peor de la pandemia por Covid-19, por lo tanto, el final no se alcanza a ver claro. Lo único seguro es el aumento de contagios y otro pronóstico más: “los trabajadores se van a acordar perfectamente de cómo los tratamos durante esta crisis”.

Rogelio Salcedo, líder de Carrera de Mercer, una consultoría global en recursos humanos, advierte que la falta de empatía de las empresas, y los líderes, con los colaboradores en este momento será una factura que cobren en unos meses.

Los modelos matemáticos para predecir la propagación del virus nos llevan a una inminente fase 3 de la pandemia. Los resultados de la investigación Tendencias Globales de Talento 2020, realizada por Mercer desde hace cinco años, muestra qué debemos esperar el siguiente año en el tema de la empatía.

Antes del coronavirus, 60% de los colaboradores se quejaba ya de la falta de este sentimiento por parte de sus empleadores. Su percepción era que “las organizaciones no los consideran como personas”.

Estas respuestas no se dieron en un escenario en el que, como éste, muchas empresas han optado por despedir a sus empleados antes de explorar otras opciones. Como, previa negociación, reducir jornadas.

“Ahorita no se van a ir, tampoco en lo inmediato después que se pueda salir de casa. Cuando las compañías se reactiven y haya una mínima posibilidad, lo harán”. Aquéllas que no hayan actuado de manera humanitaria “se quedarán con una pésima reputación”, advierte el especialista.

Una de las tendencias que refirmaron los resultados de esta nueva encuesta es que cada vez se exige más a las empresas no sólo en su compromiso con el planeta o los clientes, sino con sus empleados.

Colaboradores y clientela toman más en cuenta la responsabilidad social que muestren las empresas para vincularse con ellas. Para muchas que no actuaron solidarias, el costo será menor consumo de sus productos o servicios.

Y de pronto, se digitalizaron

Las habilidades para manejar las nuevas tecnologías ha sido una exigencia constante en los últimos años para que tanto empresas como el talento puedan asegurar su continuación en el mercado. Y lo confirma esta nueva investigación, apunta Rogelio Salcedo.

Pues bien, en las últimas semanas “muchos se han visto realmente obligados a conectarse de manera virtual”. Personas que jamás habían tenido contacto con plataformas como Zoom, y que quizá hasta le temían, han tenido que aprender de la manera más apresurada.

“Lo que están haciendo es transformar los modelos de interacción, usando modelos digitales. Cuando regresen, eso que hicieron de manera remota quedará en la cultura de la organización. No habrá vuelta atrás para muchos de ellos”.

La exigencia y la necesidad de adoptar nuevas formas de trabajar era otra tendencia. Antes de esta emergencia sanitaria que ha obligado al distanciamiento social para minar los contagios, 80% de las organizaciones tenían la intención de aplicar flexibilidad laboral.

“Después del coronavirus seguro que la gran mayoría ya lo está haciendo”. Pero eso no indica que estén teniendo buenos resultados, pues 90% de las empresas temía al teletrabajo, lo asociaba con no ser productivos, “andar en pijama”.

Una de las competencias que más estaba requiriendo el mercado laboral para asegurar un lugar en el futuro del trabajo es “la habilidad interpersonal de manera avanzada”. Es decir, explica Salcedo, con grupos virtuales y no nada más con el equipo cercano de colaboradores.

Quienes estén trabajando de cerca, de manera virtual, con sus empleados “tendrán un mejor futuro”.

¿Dónde están los sindicatos?

La pandemia por la Covid-19, una enfermedad causada por un nuevo tipo de coronavirus, ha descolocado a todo el mundo. La sociedad se está poniendo a prueba, considera Rogelio Salcedo. Sin embargo, ni empresas, ni sindicatos, ni gobierno están mostrando el liderazgo que deberían.

En su opinión, el gobierno se tardó en reaccionar y en ese vacío, “desde antes de la discusión de si es emergencia sanitaria o contingencia, las compañías tomaron decisiones”. Las armadoras cerraron, hicieron paros técnicos, muchas mandaron a la gente a su casa sin goce de sueldo.

Los empresarios “tienen que ser empáticos y, en la medida de lo posible, no tener a sus colaboradores en la incertidumbre”. Claro, nadie sabe cuánto va a durar esta crisis ni cuál será el impacto real.

Pero “hoy ves al empresariado dividido, cada cámara pide algo diferente. Y al gobierno que no trabaja con ellos. Mientras que nadie ve por las pequeñas y medianas empresas”.

Tampoco los sindicatos están tomando el papel que les corresponde, proteger los derechos laborales y negociar con todas las partes involucradas. “Cada planta está negociando con su sindicato local, las grandes centrales obreras no han aparecido”.

Rogelio Salcedo recurre a la solidaridad general. “Cada quien está jalando para su lado”. La negociación colectiva e individual es lo que debería predominar en este momento.//Factor Humano 

 

también te puede interesar